1

¿Tienen futuro las pantallas flexibles?

¿Terminarán las pantallas flexibles siendo útiles además de novedosas, o sufrirán el mismo destino de las imprácticas pantallas de 3D que no necesitan gafas?

Los ingenieros llevan años trabajando en las pantallas flexibles. Pero hasta este año sólo habíamos visto prototipos de estas pantallas. En 2008, HP y el Centro de Pantallas Flexibles de la Universidad Estatal de Arizona desvelaron un prototipo de pantalla electrónica flexible de precio razonable que utilizaba la tecnología de litografía estampada y autoalineada. Las pantallas de computadora que se asemejan al papel están hechas casi enteramente de plástico, lo cual las hace duraderas, movibles y portátiles. Y en 2010, el Instituto de Investigación de Tecnología Industrial de Taiwan y AU Optronics se unieron para desarrollar un proceso de fabricación de pantallas flexibles para lectores electrónicos que usan la tecnología AMOLED.

Luego, el pasado otoño boreal, Nokia mostró el prototipo de un dispositivo cinético que tenía una pantalla OLED flexible. Para interactuar con ella, uno tenía que sostener el artefacto con ambos manos, lo cual le permitía flexionarlo y doblarlo para lograr ciertos resultados; por ejemplo, flexionar la pantalla hacia adentro para ampliar las fotos en una aplicación de galería, o doblarla hacia afuera para verlas más pequeñas. La aplicación de música le permite torcer la pantalla hacia arriba o hacia abajo para ojear los álbumes. Para reproducir una canción, usted tendría que encorvar la pantalla. ¿Interesante? Sin duda. ¿Práctico? Es difícil saberlo. Pudiera ser buena para los juegos, pero como usted tiene que usar dos manos para manejarla, parece poco práctica para emplear en los teléfonos.
Este año, Samsung anunció que había comenzado a despachar sus pantallas flexibles Youm basadas en OLED, que tienen un diseño OLED estándar, pero con el sustrato de vidrio y las capas de encapsulado reemplazadas por hojas flexibles de polímero.
LG también está produciendo pantallas flexibles en grandes cantidades, pero son pantallas de tinta electrónica diseñadas para el uso en lectores electrónicos. Las pantallas de tinta electrónica miden 6 pulgadas diagonales con una resolución de 1.024 por 768 píxeles. Al igual que la pantalla de Samsung, la pantalla de tinta electrónica de LG está hecha de plástico y no tiene láminas de vidrio que la proteja.
Atmel, la compañía responsable de la tecnología de sensor táctil para las tabletas y teléfonos móviles, lanzó un nuevo producto de sensor táctil llamado XSense, que está hecho de una película flexible y puede envolverse en torno a superficies curvas. Los sensores táctiles XSense de Atmel están disponibles ya, con productos listos para el mercado en el tercer trimestre de este año.

Las ventajas de las pantallas flexibles
Una pantalla que se doble y se mueva tiene muchas ventajas potenciales. Las pantallas Youm prometen ser más delgadas y livianas, simplemente porque tienen menos capas que las pantallas LCD y OLED que vemos en las tabletas y en los teléfonos actuales. Una pantalla LCD típicamente tiene seis capas, dos de las cuales son de vidrio, mientras que un panel OLED tiene cuatro, con dos paneles de vidrio.
Además, las pantallas flexibles pueden ser más duraderas que las pantallas de tabletas y teléfonos actuales, ya que no usan vidrio. Samsung dice que sus pantallas son “irrompibles”, pero me reservaré mi opinión hasta que PCWorld tenga la oportunidad de probar las pantallas en nuestro laboratorio.
Otro uso potencial para las pantallas flexibles son los diseños de “vestir” que los fabricantes pueden crear. Por ejemplo, el Nokia Morph, un dispositivo en fase de concepto, es un producto híbrido de reloj/teléfono construido con fibras de proteínas que se han tejido en una malla tridimensional, de manera que el teléfono –incluida su pantalla– se puede mover y doblar.

Desafíos futuros
Las pantallas que saldrán este año serán menos flexibles de lo que usted podría esperar, pero pronto veremos lectores electrónicos con pantallas flexibles de papel electrónico, así como algunos teléfonos para finales de este año y posiblemente tabletas el próximo año equipadas con las pantallas AMOLED de Samsung.
Los fabricantes de teléfonos tienen un gran desafío por delante. Deben encontrar algo útil que hacer con las pantallas flexibles en vez de confiar en el “factor novedad” de la pantalla flexible. Las pantallas de 3D sin gafas en los teléfonos y las tabletas se anunciaron como algo novedoso y futurista, pero finalmente los consumidores vieron poca utilidad en una pantalla de 3D de 4,3 pulgadas. La pantalla Youm de Samsung es liviana y más duradera que una pantalla OLED. El hecho de que también sea flexible es solamente una característica secundaria.
Ser capaz de doblar y mover una pantalla en sí no dota al producto de un atractivo inherente; los fabricantes deben encontrar otras maneras –más allá del peso liviano y de la solidez– para hacer que las pantallas flexibles resulten atractivas y útiles. El prototipo cinético de Nokia nos da una idea de cómo podría usarse una pantalla flexible, pero todavía no parece muy práctico. Los fabricantes también tendrán que considerar el desgaste que debe soportar el artefacto. Unas mil flexiones en la pantalla podrían causar serios daños a sus componentes.

–Ginny Mies

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *