1

Samsung Galaxy S III: El teléfono Android que todos quisiéramos tener

El Samsung Galaxy S III es un teléfono que combina un magnífico diseño, una pantalla con excelente desempeño y funciones de calidad. Tiene en su interior todo lo que nos gustaría tener.

El Galaxy S III mide 5,37 pulgadas (13,6 cm) de alto, 2,78 pulgadas (7,06 cm) de ancho y 0,34 pulgadas (0,86 cm) de grueso; el Galaxy S II en T-Mobile (que tiene una pantalla de 4,5 pulgadas, 11,43 cm) mide 5,11 por 2,71 por 0,37 pulgadas (12,97 por 6,9 por 0,94 cm).

Como su predecesor, el Galaxy S III se siente ligero, aunque algo plástico. Viene en dos colores: “blanco mármol” y “guijarro”, este último un tono gris azulado.

Pantalla nítida

El teléfono tiene una pantalla HD Super AMOLED de 4,8 pulgadas con resolución de 1.280 por 720 píxeles. Los colores se ven brillantes e intensos, además de tener una gama mayor, que los del Galaxy Nexus (que usa la misma tecnología de pantalla).

El Galaxy S III funciona con Android 4.0.4 y con la capa TouchWiz 5.0 de Samsung. Al igual que las versiones anteriores de la capa, la nueva versión se ve y se siente un poco caricaturesca, pero es fácil de navegar.

Samsung ha agregado unos cuantos controles de gestos, como el de inclinar para acercamientos, agitar para actualizar y voltear para silenciar.

Las teclas del teclado son tan pequeñas y tan estrechas como en el Galaxy S II, por lo que le recomendamos cuidar la escritura porque le puede llevar a cometer equivocaciones al escribir un mensaje. La inclusión de Swype debe ayudarle a escribir con menos problemas.

Es lo suficientemente inteligente como para detectar el rostro, la voz y los movimientos; la función ‘Stay Smart’ reconoce cómo se está utilizando el teléfono, gracias a la cámara frontal, de 1,9MP, que identifica lo que están viendo los ojos.

S Voice, el asistente de Samsung activado por la voz, funciona como el Siri de Apple: usted puede usarlo para buscar respuestas, programar citas, llamar a personas y más.

 

Desempeño sólido

El Galaxy S III mostró un desempeño muy respetable en nuestras pruebas. El tiempo de carga de una página por Wi-Fi, fue de 11,5 segundos, comparado con 10,3 segundos para el LG Optimus 4X HD y 6,5 segundos en el HTC EVO 4G LTE.

La calidad de las llamadas fue buena. Pude escuchar a mis amigos con claridad en la línea, sin estática ni silbidos, y también elogiaron la calidad de las llamadas desde el lado de ellos. No experimenté ninguna interrupción de llamadas durante mis pruebas prácticas.

El proceso de bajar aplicaciones sólo tardó unos segundos; disfruté también la navegación por la Web y el vídeo en transferencia continua (stream) en el teléfono.

La duración de la batería fue satisfactoria, el teléfono duró el día entero sometido a un uso pesado (navegando por la Web, tomando fotos y jugando juegos) antes de tener que recargarlo.

Cuenta con una cámara de 8 megapíxeles que capta imágenes de muy buena calidad. Mis fotos en exteriores lucían espléndidas y las fotos en interiores salieron nítidas. La interfaz limpia y simple TouchWiz de la cámara le da acceso rápido a una buena variedad de modos de disparo, como HDR, macro y ráfaga; este último permite tomar hasta 20 fotos en sucesión.

El reproductor de vídeo ofrece una interesante característica que permite que el vídeo que está viendo salte a una ventana más pequeña para que usted lo continúe viendo cuando está haciendo otras tareas como navegar por la Web o responder a un mensaje MMS.

El Galaxy S III tiene un cierto atractivo que lo hace a uno querer seguir usándolo. La pantalla es irresistible, y no hay quién le gane en rapidez. Sin embargo, tiene algunas funciones, como las de compartir, que sólo pueden usarse si usted está en comunicación con otro teléfono de la familia Galaxy; si todos sus amigos tienen un Galaxy, entonces la función de compartir será realmente útil.
www.samsung.com
-PC World en Español

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *