1

Google teme al “Android” chino

Un sistema operativo desarrollado por la gente de Alibaba.com ha levantado alarmas en Google, que espera que Android no sea desplazado en China

Alibaba.com ha desarrollado un sistema operativo móvil, denominado Aliyun, que Google desea parar al precio que sea, y ha presionado a Acer, el primer fabricante con planes en usarlo, para que abandone la idea. Sin embargo, Alibaba tiene planes importantes para su sistema operativo y ha declarado que quiere que se convierta en el Android chino.

Y es que el sistema, aparentemente basado en Linux, se parece a Android, pero no alcanza el nivel para ser considerado compatible con el sistema de Google.
Acer es un participante de importancia en el mundo de Android, y más del 90 por ciento de sus teléfonos inteligentes usan el sistema de Google. Al momento de escribir este artículo, Acer había retrasado el lanzamiento de su nuevo teléfono, en gran parte por las presiones de Google, que alude que el sistema es una versión no oficial de Android, y acusa a la gente de Alibaba de haber desarrollado una versión incompatible de su sistema, algo que está fuera de los lineamientos de Android.
Si bien al principio Google alentó a los distintos fabricantes a desarrollar sus propias versiones de Android, pronto se dio cuenta de que la fragmentación del sistema jugaba en contra de su popularidad, al hacer a las aplicaciones incompatibles entre diferentes sistemas operativos. La respuesta desde entonces ha sido la de dar libertad a los fabricantes sobre el hardware, pero evitar las personalizaciones del sistema, mucho más las versiones, del sistema operativo, buscando disminuir la temida fragmentación.
Pero el intento de Alibaba con Aliyun, puede ser visto como una gran amenaza a esta hegemonía, más aun con el gran potencial del mercado chino por delante. En septiembre, Zeng Ming –el jefe de estrategia de Alibaba– declaró que querían que su nuevo sistema fuera el Android de China, algo que preocupó a Google, al punto de que Andy Rubin, el jefe de desarrollo de Android, escribió en Google+ “estamos sorprendidos por las declaraciones de Zeng Ming de querer que su sistema ‘sea el Android de China’ cuando pareciera que su sistema está derivado directamente de Android”
Google apeló ante Acer a un compromiso que deben hacer los fabricantes de teléfonos que usan Android, para construir una plataforma Android única, evitando lanzar dispositivos Android que no sean compatibles.
Los argumentos de Alibaba hasta ahora se mantienen firmes: Aliyun está basado en Linux y no en Android.
Pero Linux está basado en una licencia GNU y como tal es libre para ser modificado, pero hace necesario que el código fuente sea publicado, algo que parece no haber ocurrido con el sistema de Alibaba.
Google, además, acusa a Alibaba de contar con aplicaciones dudosas en su tienda de Apps, entre ellas algunas desarrolladas por el propio Google.
Google acusa a Alibaba en varios frentes, y probablemente logre amilanar a los fabricantes internacionales para que no usen el sistema, pero queda por ver lo que puede ocurrir de cara al mercado chino, de tamaño nada despreciable, y si esto podría alentar a otras economías de gran tamaño, como India o Brasil, a generar versiones ilegales de su sistema y aplicaciones.
Habrá que estar pendiente sobre esta situación en el futuro cercano, ya que puede afectar a la comunidad del software libre de manera importante.

–Alcides León, @aleon1969

Intel desarrolla chip no apto para Linux

En el último foro de Intel para desarrolladores, realizado en San Francisco, una noticia muy peculiar ha surgido del fabricante de chips: se trata de un chip para dispositivos móviles que no funcionará con Linux.
La nueva generación del chip Atom de Intel, conocido como “Clover Trail“, fue definida como un chip para Windows 8. Intel no dio explicaciones sobre esta decisión que dejó a Linux fuera del nuevo chip, y eso ha causado preocupación entre los miembros de la comunidad del software libre.
El nuevo chip está claramente destinado a ser usado en tabletas con Windows 8 –y quizás teléfonos con el mismo sistema–, pero dejará de lado el segundo mayor mercado de las tabletas, que es Android. Como Apple, con sus propios chips basados en ARM, domina la primera opción del mercado de las tabletas, y entre el segundo y el primer puesto agrupan casi el 100 por ciento del mercado, la decisión parece bastante arriesgada.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *