1

La ‘consumerización’: inclusión de la tecnología de consumo a los entornos informáticos empresariales

PC World tuvo la oportunidad de conversar con Guy Nae, Director de Consumo y Retail para Dell México acerca de la ‘consumerización’.

Actualmente el señor Nae es el director ejecutivo de Consumo para Dell México, cargo que ocupa desde 2008, con una sólida experiencia en gestión de operaciones, marketing, desarrollo de negocios, fusiones y adquisiciones, empresas conjuntas y la planificación estratégica en entornos de arranque, entrega y de crecimiento. Es responsable de los segmentos de negocio dirigidos a consumidores finales y pequeñas empresas para Dell en México donde trabaja por el posicionamiento para el crecimiento global a partir de una planeación estratégica que surge de la retroalimentación de los clientes y del mercado.

Anteriormente fue director regional de Marketing para JOHNSON & JOHNSON MEDICAL en Latinoamérica en 2005, así como Gerente de Marketing y Servicio al Cliente para Microsoft México en 2003.
Guy Nae estudió en The American University la carrera de Negocios Internacionales y Marketing y tiene una especialidad en Customer Value Marketing.
He aquí nuestra entrevista.

¿Qué es la “consumerización”?

En Dell definimos la consumerización como la migración o inclusión de la tecnología de consumo –incluyendo dispositivos electrónicos, plataformas y aplicaciones– a los entornos informáticos empresariales para hacer uso de ellos como herramientas de trabajo, tomando en cuenta que hoy en día mucha de esta tecnología que se emplea a nivel personal tiene la misma o más capacidad y rentabilidad que la tecnología otorgada por las empresas a sus trabajadores.

¿Cómo ha evolucionado esta tendencia en el mercado mundial y en el de América Latina?

A medida que los medios sociales se han convertido en un componente fundamental de la vida laboral; que la proliferación de los nuevos dispositivos móviles y plataformas de aplicaciones aumenta; y que hay más gente trabajando desde su casa, las políticas corporativas tradicionales sobre el uso la computadora personal, la seguridad de datos y el uso de las aplicaciones se están viendo en la necesidad de renovarse rápidamente.

En este sentido la consumerización de la TI, la movilidad del personal y la computación flexible están cambiando la relación entre la TI empresarial, los trabajadores y los usuarios finales. Hoy en día, esta situación va más allá de los teléfonos inteligentes, las tablets y aplicaciones de Internet que han sido, en muchas ocasiones, excluidos por muchas empresas de sus políticas de TI.
Me parece que con la llegada de la era digital ha surgido una nueva generación de trabajadores que está replanteando la agenda de los CIO.

¿Cómo se articula la consumerización con tendencias como la movilidad, el nomadismo y el teletrabajo?

En muchos casos los dispositivos tecnológicos personales, la conectividad y los planes de datos de los empleados son superiores a aquellos ofrecidos por sus empleadores. Los empleados mismos utilizan sus dispositivos como una extensión de sus herramientas del trabajo, ya sea que se encuentren en sus casas o cualquier otro lugar, mientras tengan acceso a Internet, y eso impacta directamente en la productividad. Para atraer y retener este talento, las empresas deben adoptar la consumerización de tecnología, donde dispositivos personales son conectados a redes empresariales.

¿Cuáles son beneficios para la empresa que acepta este tipo de modelo?

Voy a hacer referencia a la tercera parte del estudio que recientemente publicó Dell e Intel en donde se obtuvieron resultados interesantes sobre los beneficios que obtiene la empresa. Uno de ellos es que las opciones tecnológicas impulsan la productividad y el espíritu de trabajo y la otra se refiere al cambio de actitud con respecto a la movilidad ya que la convergencia de aplicaciones entre los dispositivos fomenta una fuerza de trabajo aún más dinámica. La tecnología y los procesos de flujo de trabajo son claves para el éxito en la adquisición de conocimientos de los trabajadores y se han convertido en fuentes de diferenciación importantes. Aquellos capaces de utilizar las nuevas tecnologías para remodelar su funcionamiento están encontrando otras fuentes de productividad. Finalmente existen otros beneficios que impactan directamente en la reducción de costos de la empresa como servicios e infraestructura.

¿Cuáles son los riesgos principales?

La consumerizacion para la organización representa riesgos de perdida de información, ataques a la red que perjudiquen la reputación del negocio. Para los CIOs, la delgada línea entre el entorno de trabajo y el hogar complica el desarrollo de políticas sobre la tecnología de los empleados. El trabajo flexible que permite la posibilidad de trabajar desde casa – o en cualquier lugar – hace que sea difícil controlar el uso de la tecnología que emplean los miembros de la compañía.

Gartner afirmó que “la mayoría de las organizaciones se dan cuenta que no pueden detener la afluencia de dispositivos personales y están buscando a la era post-consumismo, buscando formas de detener la gestión de los dispositivos utilizados por los trabajadores. Sin embargo, las políticas corporativas de TI que prohíben el uso de los dispositivos personales de los empleados en pro de la seguridad en realidad crean grandes agujeros de seguridad si los usuarios logran eludir las restricciones. En otras palabras, bloquear el entorno informático al empleado obliga a los usuarios a encontrar sus propias alternativas, socavando las mismas políticas que se tratan de imponer.

¿Cómo debe prepararse el área de TI para adoptar modelos como BYOD?

Hoy en día los departamentos de TI suelen decidir qué dispositivos y software desplegar para su entorno. Este enfoque incluye el soporte, gestión de imágenes, implementación de aplicaciones, así como el mantenimiento de dispositivos, seguridad y gestión. Con la proliferación y llegada de nuevos dispositivos, aplicaciones y sistemas operativos, los departamentos de TI se enfrentan a enormes desafíos para prestar el servicio al usuario final que aún se debaten y están en discusión para encontrar el mejor. Sin embargo, ya hay muchas empresas que están preparando la infraestructura de sus sistemas con la integración de servicios de nube, servidores y soluciones de seguridad que les ayuden en la protección de datos.

¿Qué políticas deben establecerse para mantener estándares de calidad, seguridad y confiabilidad, entre otras en las empresas que aprovechan este modelo?

Me parece que actualmente este es el reto que enfrentan los departamentos de TI pues necesitan desarrollar políticas que les permitan entregar y asegurar al mismo tiempo, la información de propiedad intelectual que circula por los equipos personales. Para adoptar la consumerización, las compañías necesitan entender los patrones de uso de aplicaciones y que necesitan para tener idea clara del cumplimiento de licencias de software. Debido a que los teléfonos inteligentes y las tabletas son cada vez más utilizados para acceder a correo electrónico, a escritorios virtuales y aplicaciones basadas en servidor, las empresas tendrán que buscar en los acuerdos de las licencia de software para asegurar el cumplimiento de los reglamentos. Para la mayoría de las organizaciones, será necesario tener en cuenta tres escenarios como parte de sus esfuerzos de consumerización:

  • 1. Derechos para acceder a las aplicaciones del servidor de correo electrónico y otros de los nuevos dispositivos.
  • 2. Derechos para ejecutar un servidor basado en del sistema operativo en un entorno virtual entorno de escritorio si se utiliza.
  • 3. Derechos de acceso a las aplicaciones ejecuta en un servidor o en una organizada entorno de escritorio (es decir, de la oficina).

¿Cómo ha cambiado la oferta de productos y servicios por parte de empresas como Dell para que las empresas transiten sin riesgos hacia la “consumerización”?

En realidad no depende de la oferta de productos específicamente. En Dell seguimos construyendo productos que faciliten la movilidad de nuestros clientes sin sacrificar la calidad de conectividad y la potencia garantizando que podamos darles el poder de hacer más. Sin embargo, la transición hacia un modelo de consumerización efectivo está directamente relacionado con un replanteamiento en las políticas corporativas de TI y cómo éstas se van adaptando a las nuevas formas en que sus empleados consumen e integran la tecnología en todos los ámbitos de su vida, incluyendo el laboral. En la medida en que las empresas comiencen a flexibilizar de manera segura sus políticas, estableciendo lineamientos claros y realistas se podrá generar un ambiente propicio para esta forma de trabajo.
En Dell, estamos especialmente preparados para ayudar a nuestros clientes a adoptar y gestionar la consumerización junto con los desafíos y riesgos que conlleva. Hay casi 100.000 empleados en todo el mundo que desarrollan estrategias para la próxima generación de computación del usuario final y ayudan a poner en práctica los cambios necesarios para garantizar la seguridad y capacidad de administración en un dispositivo.

Más allá de las tablets, los smartphones y los mismos portátiles (en particular los ultrabooks), ¿encontraremos nuevos productos y servicios en torno a este modelo? (ejemplo, monitores, sistemas de videoconferencia, sistemas NAS, entre otros?

Sin temor a equivocarme puedo decir que sí. Cada década, el mundo se enfrenta a un nuevo paradigma sobre la tecnología de consumo para el usuario final. Hemos visto que ha habido épocas distintas para las grandes computadoras, equipos de escritorio con acceso a Internet, laptops, minicomputadoras y más recientemente, los dispositivos móviles para acceder a Internet. En este momento creo que la evidencia está principalmente en el incremento de smarphones para conectarse a Internet que se duplicó de 2011 a 2012 creciendo 58%. Probablemente estamos en el comienzo de este modelo de trabajo pero la penetración de las tecnologías es exponencial y no tiene marcha atrás. En la medida en que tanto los empleadores como empleados creen sinergia en la adopción de nuevos modelos de trabajo la implementación de nuevos productos y servicios que mejoren la práctica de este modelo se hará más notable.

¿Qué podemos esperar en el mediano y largo plazo frente a este modelo?

En el mediano plazo creo que podemos esperar un replanteamiento de las empresas frente a sus políticas y regulaciones de TI de sus empleados que permitan la integración de nuevas soluciones y sistemas tecnológicos al ámbito laboral de una manera más flexible. A un largo plazo creo que podremos ver un modelo más sólido así como una oferta de soluciones que ayuden a las empresas a cuidar la seguridad de la información mientras que avanzan hacia un modelo de trabajo maduro. Las empresas que se adaptan rápida y activamente a este cambio de la relación entre la TI y los usuarios finales serán mejores para atraer talento, ejecutar nuevos modelos de negocio y evolucionar las capacidades de gestión al mejorar la competitividad.

-John H. Rodriguez

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *