1

Enrutadores 802.11ac: Altas velocidades y largo alcance (1)

Esta próxima generación de enrutadores inalámbricos es increíblemente rápida, pero los primeros modelos vienen con varias advertencias que deben tenerse en cuenta antes de comprar.

Es un momento difícil para comprar un enrutador inalámbrico. La apuesta segura es comprar un modelo que se base en 802.11n, una norma estable, y le recomiendo que lo haga si necesita un enrutador para su empresa pequeña. Los consumidores, en cambio, pudieran enamorarse de la velocidad y del alcance fenomenal de los enrutadores basados en el segundo borrador de la norma 802.11ac.

Pero 802.11ac Draft 2.0 no se convertirá en una norma legítima hasta el próximo año y cabe la posibilidad de que los primeros enrutadores con 802.11ac sean incompatibles con el hardware que se produzca después de finalizar la norma. Otro problema es el costo: usted tendrá como opciones comprar dos enrutadores 802.11ac y configurar uno de ellos como un puente 802.11ac, o comprar un enrutador y un puente 802.11ac dedicado. Y aunque el puente establecerá una conexión inalámbrica al enrutador, usted necesitará usar cables ethernet para conectar los dispositivos al puente, ya que actualmente no hay ningún adaptador para redes compatible con 802.11ac.
Entonces ¿qué beneficio tiene comprar un enrutador 802.11ac? Bueno, si usted tiene planes de conectar hasta cuatro clientes estacionarios en un solo lugar –por ejemplo, un televisor inteligente, una PC para cine en casa, un reproductor de Blu-ray y un receptor A/V– entonces una red 802.11ac le brindará un desempeño mejor que cualquier otra oferta inalámbrica que haya en el mercado. Estamos hablando de velocidades reales de 400 a 500 megabits por segundo a poca distancia; lo cual es dos veces la velocidad de los mejores enrutadores 802.11n.
A distancias muy largas, donde la mayoría de los enrutadores 802.11n de 5GHz empieza a flaquear, un modelo 802.11ac puede ofrecer velocidades de 50 mbps a 100 mbps, más que suficiente para el vídeo de alta definición. Un enrutador 802.11ac también puede manejar una red 802.11n simultánea para dispositivos existentes.
Si está listo para dar el salto, aquí le ofrezco mis evaluaciones de los cinco modelos de enrutador 802.11ac disponibles en estos momentos.

Metodología de prueba

Utilicé una PC portátil AVADirect con una CPU Intel Core i5-3210M de 2,5GHz, 4GB de memoria y un adaptador de Wi-Fi Intel Centrino Ultimate-N 6300 para realizar mis pruebas de referencia. Para probar cada enrutador, coloqué el cliente en seis lugares de una casa de 2.800 pies cuadrados (260 m2).

La primera posición puso el cliente a sólo 9 pies (2,7 m) del enrutador, en la misma habitación. Entonces, trasladé el cliente a la cocina, a 20 pies (6 m) de distancia con una de pared entre los dos. Las próximas dos pruebas las realicé a 35 pies (10,7 m) en mi cine en casa, que tiene cuatro paredes con armazón de vigas de madera de 2 por 4 pulgadas (5 por 10 cm) y placas de yeso dentro de cuatro paredes con armazón de vigas de 2 por 6 y placas de yeso, con unas 6 pulgadas de aislamiento de fibra de vidrio y aire separándolas. Finalmente, probé dos ubicaciones externas, primero en un patio exterior rodeado por tres paredes y una media pared con ventanas de vidrio. Luego trasladé el cliente y el puente a una mesa de picnic; aquí, el enrutador y el cliente estaban separados por una distancia de 75 pies (unos 23 m), con tres paredes interiores aisladas y una pared exterior aislada entre ellos.

Asus RT-AC66U

Actualmente Asus vende el mejor enrutador 802.11n para consumidores, el RT-N66U Dual-Band N900 Wireless, que usé como dispositivo de referencia para esta evaluación. Después de probar el RT-AC66U (US$200), creo que en estos momentos Asus también tiene el mejor enrutador 802.11ac disponible.

El RT-AC66U tiene tres antenas dipolo extraíbles y mejorables que usted puede recalibrar. También ofrece dos puertos USB 2.0 para conectar una unidad USB de disco duro y una impresora USB y compartirlas; en mis pruebas, demostró ser muy rápido al transferir archivos desde una unidad de disco duro de 500MB y 2,5 pulgadas conectada mediante USB.
Este enrutador de banda dual puede hacer funcionar simultáneamente una red 802.11n de 450 mbps en la banda de 2,4GHz y una red 802.11ac de 1,3 gbps en la banda de 5GHz. La unidad que probé venía con su radio de 5GHz configurado para brindar un ancho de banda inalámbrico de 80MHz (borrador 802.11ac).
A corta distancia, el RT-AC66U resultó más del doble de rápido que el enrutador 802.11n, con velocidad de TCP de 466 mbps, el segundo entre los cinco mejores enrutadores 802.11ac que probé en esta ubicación. Me sorprendió ver que funcionó incluso mejor cuando trasladé el cliente a la cocina, cuando su velocidad TCP saltó a unos asombrosos 525 mbps, la más rápida por amplio margen.
Ninguno de los enrutadores 802.11ac tuvo dificultades para alcanzar al cliente en mi cine en casa; y tres de ellos, incluido el RT-AC66U, mantuvieron una velocidad TCP de más del doble del enrutador 802.11n. Cuando puse el puente de medios dentro de mi gabinete de equipos, la velocidad TCP del RT-AC66US bajó unos cuantos megabits por segundo.
Los resultados bajaron ligeramente cuando trasladé el cliente y el puente al patio. El RT-AC66U fue aun más impresionante cuando lo trasladé a la mesa de picnic: mientras que el enrutador 802.11n sólo logró 30,2 mbps, el RT-AC66U pudo seguir funcionando a 125 mbps, terminando así en segundo lugar a esta ubicación detrás del D-Link DIR-865L.
Al final, el Asus RT-AC66U fue el mejor modelo en este grupo, pues alcanzó la mejor puntuación en dos pruebas de 802.11ac, en dos pruebas de 802.11n y en casi todas mis pruebas alambradas.
El enrutador también es rico en funciones y Asus lo ha dotado de un frente atractivo y fácil de usar para ajustar su firmware. Ojalá más productores de enrutadores siguieran también el ejemplo de Asus de usar antenas externas que permiten a los usuarios refinar el alcance y el desempeño.

Belkin AC 1200 DB

Los radios del Belkin AC 1200 DB (US$160) sólo aceptan dos canales espaciales en cada banda de frecuencia. Como resultado, la velocidad máxima en teoría de este enrutador es de 867 mbps para 802.11ac y 300 mbps para una red 802.11n simultánea.

Belkin incluye dos puertos USB 2.0 para almacenamiento conectado a red y para una impresora compartida. El AC 1200 DB fue mucho más lento que los otros enrutadores aquí examinados para escribir archivos grandes y pequeños en la unidad de disco duro conectada mediante USB. También terminó último en la lectura de archivos de la unidad de disco conectada.
El AC 1200 DB llegó con el acoplamiento de canales incapacitado en su radio de 2,4GHz, pero activado en su radio de 5GHz. Cuando forcé el radio de 2,4GHz a producir una red de 802.11n con 40MHz de ancho de banda, el enrutador respondió ganando dos segundos lugares en las pruebas.
El desempeño a corta distancia fue decepcionante: al lograr sólo 162 mbps, este enrutador fue incluso más lento que mi enrutador 802.11n. No mejoró cuando cambié al entorno de prueba de la cocina, y terminó último en esa prueba.
En mi cine en casa, con el cliente en la mesa de centro, esta unidad de Belkin superó al enrutador de Buffalo. Pero después de poner el puente dentro del gabinete de equipos, la velocidad TCP del AC 1200 DB bajó a casi la mitad, aunque todavía ofreció más que suficiente ancho de banda para mi instalación inalámbrica y para enviar en transferencia continua una imagen Blu-ray ISO de SpiderMan 3, incluida su banda sonora de alta definición.
Cuando me trasladé al patio, el modelo de Belkin terminó en último lugar, debido a su radio de dos canales. Pero con el cliente en la mesa de picnic, el enrutador de Belkin tuvo una velocidad TCP de 78,2 mbps, mucho mejor que la del Buffalo WZR-D1800H.
El Belkin AC 1200 DB no es rico en especificaciones, funciones y desempeño, aunque produjo mejores resultados en 802.11n a 2,4GHz que varios de los enrutadores más avanzados que examinamos. El valor de tener dos puertos USB está muy limitado por la forma tremendamente lenta en que el enrutador se desempeña con un dispositivo de almacenamiento. Quien tenga necesidades serias de almacenamiento en la red debe comprar una caja NAS, pero si usted debe depender de la alternativa más económica que ofrece el almacenamiento acoplado al enrutador, no compre este modelo.

 

Páguina siguiente

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *