1
Google Nexus One

NASA pone en órbita nanosatélites Android


La NASA acaba de poner en el espacio tres smartphones que espera se conviertan en los satélites de menor coste jamás probados. Se trata de equipos Google Nexus que ejecutan el sistema operativo Android y que se han puesto a bordo del vuelo inaugural del cohete Antares, lanzado el pasado domingo desde las instalaciones de la organización en Virginia.

Los tres móviles Google Nexus Seres están encapsulados en cubos de metal de 4 pulgadas y se conectan a baterías estanco de iones, de litio y radio, muy potentes, lo que permite que puedan emitir mensajes desde el espacio.

El objetivo de la misión es evaluar si estos pequeños teléfonos-satétile (llamados “PhoneSats“) son capaces algún día de operar como el cerebro de satélites de bajo coste y gran alcance.

716089main phonesat pic1

“Resulta genial ver cómo se pone en órbita una misión de tecnología espacial. Es la última frontera, la gran prueba de campo para las tecnologías espaciales del futuro”, señala Michael Gazarik, uno de los responsables de la NASA involucrados en el proyecto. “Los smartphones tienen un enorme potencial para convertirse en pequeños, pero potentes, satélites de bajo coste que permitan estudiar la atmósfera o la Tierra, establecer nuevas comunicaciones u otras aplicaciones nacidas en el espacio. Además, puede abrir el camino a nuevos usos comerciales o académicos para una nueva generación de ciudadanos del espacio”, subraya.

Pero ¿cuál es la principal razón para enviar smartphones al espacio? Los nanosatélites orbitan la tierra a unos 150 kilómetros de altura y volverán a caer en diez días. Todos transmiten imágenes tomadas del espacio, además de enviar mensajes que generalmente hablan de sus condiciones de trabajo. Las transmisiones se reciben en varias estaciones terrestres y hasta ahora indican que operan normalmente, según comunicado de la NASA. El equipo de este PhoneSat seguirá de cerca el funcionamiento de los satélites hasta su regreso.

Varios operadores de radio aficionados también están tomando parte en el proyecto y la propia organización espacial ha reconocido que más de 200 radioaficionados de todo el mundo han informado de que reciben las transmisiones desde el espacio.

La NASA asegura haber encontrado en estos smartphones muchos de los sistemas que utiliza un satélite convencional, incluidos procesadores rápidos, sistemas operativos versátiles y múltiples mini-sensores, cámaras de alta resolución, receptores GPS y varios canales de radio. Por ello, sus ingenieros fijan el coste total de los componentes utilizados en estos tres prototipos de satélite entre los 3.500 y 7.000 dólares.

Vía: IDG.es

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *