1
winxp dead-2014

¿Cómo vencer los 5 obstáculos clásicos para migraciones de Windows XP?

Las mejores prácticas ofrecen una guía para conducir despliegues dinámicos y automatizar la compatibilidad de las aplicaciones. Aquí la automatización y consolidación son la clave para la gestión de los entornos de TI en constante cambio, así como para reducir el tiempo de migración, costos y riesgos.


Dell Software está a la vanguardia para ayudar a los clientes a cambiarse de Windows XP habilitando tecnologías y mejores prácticas para abordar con eficacia cada fase de la planificación y ejecución de la migración. Como resultado, los clientes de Dell están acelerando sus migraciones de Windows con herramientas de tecnología de última generación que automatizan ambas tareas de pre y post implementación, manteniendo los costos bajos, reduciendo tiempo y requerimientos laborales a la mitad.

Según una encuesta reciente patrocinada por Dell Software y llevada a cabo por Dimensional Research, las empresas de todos tamaños están luchando con una serie de problemas y preocupaciones acerca de migración de Windows XP. Una encuesta realizada a 500 profesionales de TI responsables de escritorios corporativos y portátiles en las organizaciones globales reveló que el 47 por ciento aún no ha completado sus migraciones de Windows XP. El tiempo promedio de la industria para completar una migración de sistema operativo lleva de 12 a 24 meses, es evidente que muchas migraciones durante el proceso no se completarán antes de abril 2014, fecha límite que establece Microsoft para dar fin al soporte con Windows XP.

Cuando termina el soporte, las organizaciones que todavía funcionen con Windows XP se enfrentarán a crecientes riesgos de seguridad y a gastos generales de administración. De acuerdo con Gartner, el estándar en soporte personalizado se basa en una cuota anual por dispositivo, con un precio mínimo y máximo, las cuotas por dispositivo han estado en el rango de $200 dólares (al año) y respecto al estándar en soporte personalizado está en el rango de $600 y $5,000 dólares para el primer año.

Incluso un sistema XP con parches aplicados y personalizados representa un riesgo de seguridad más alto que una actualización diaria en ambientes de Windows 7 u 8.

A pesar del aumento en costos y riesgos, las empresas han sido lentas en moverse de sistema operativo, lo cual se debe a una serie de dolores de cabeza de migración, de hecho un 86 por ciento de dicha encuesta reportaron ciertos problemas y retos con su migración de Windows XP.

Los cinco obstáculos de la migración de Windows XP

De acuerdo con los encuestados, los cinco obstáculos de la migración son:

1. Compatibilidad de aplicaciones

2. El tiempo disponible para realizar la migración / conflictos con otras iniciativas de TI

3. Entrenamiento a usuarios y soporte

4. Pérdida de productividad del usuario

5. Problemas con el reacondicionamiento, remediación y despliegue de aplicaciones

Dell Software se basa en un enfoque por etapas y en las cinco mejores prácticas para ayudar a los clientes a vencer los mayores obstáculos para el éxito de la migración:

Mejores prácticas Nº 1: Crear y mantener un inventario completo y actualizado, desde el hardware y aplicaciones hasta usuarios

Si bien la planificación adecuada parece obvia, a menudo las organizaciones no mantienen inventarios actualizados del hardware, periféricos y software, así como quién los usa. Se gasta demasiado tiempo detectando los periféricos incompatibles o unidades de disco que faltan en el proceso de inventario. También es común pasar por alto las aplicaciones instaladas que ya no se usan, o la cantidad de datos válidos que los usuarios almacenan en sus computadoras de escritorio o portátiles.

Mejores Prácticas Nº 2: Racionalizar el contenido para que las migraciones sólo impliquen lo que efectivamente sea útil y necesario

Eliminar las aplicaciones inservibles, obsoletas o redundantes reduce drásticamente el tiempo de migración y esfuerzo. Cada aplicación eliminada produce un ahorro significativo en el tiempo administrativo requerido para probar, reparar y re-empaquetar.

Mejores Prácticas N° 3: Pruebas de aplicación, recuperación y reacondicionamiento

El mayor desafío que presentó la encuesta de Dimensional Research fue la compatibilidad de aplicaciones, un 41 por ciento de los profesionales en TI citó que las aplicaciones existentes no funcionan en su nuevo sistema operativo. Los proyectos de migración, la realización de pruebas de compatibilidad de aplicaciones, recuperación y reacondicionamiento es una de las fases más largas en proyectos de migración y pueden ser un proceso lento y propenso a errores.

Al automatizar las pruebas de aplicaciones y remediación, las empresas reducen el tiempo de migración y los costos, al mismo tiempo que reducen el riesgo de fallas posteriores a la implementación en conjunto con la identificación temprana de posibles problemas de compatibilidad que podrían interrumpir los negocios.

Mejores Prácticas N° 4: Sistema automático y migración en el contenido del usuario

Mientras que la fase de aplicación puede requerir más tiempo durante el proyecto de migración, la migración actual de sistemas de usuario final puede ser disruptiva y causar pérdidas excesivas de productividad a menos que sea automática. Los despliegues dinámicos permiten a las compañías ir más allá de la automatización de las tareas de la migración manual para realizar la implementación remota y configuración de sistemas operativos, aplicaciones, paquetes de servicios, parches o cualquier activo digital remoto.

Mejores Prácticas N° 5: Administración en curso, administración en facilidad del ciclo de vida

Apoyar el nuevo entorno comienza tan pronto como se migra al primer usuario. Dell Software recomienda adoptar las mejores prácticas para la administración de todo el ciclo de vida del sistema con herramientas automáticas que realizan seguimiento y administran sistemas. En particular, la capacidad de rastrear, actualizar, asegurar y gestionar los sistemas de forma fácil y efectiva asegura que el nuevo entorno continúa ofreciendo valor, mientras que le da la flexibilidad para optimizar su hardware, software e inversiones del sistema operativo.

Además de la administración de sistemas, tener una herramienta automatizada para ayudar a controlar la disposición de la aplicación en curso puede agilizar el proceso de obtener nuevas aplicaciones para los usuarios de manera más rápida. También ayuda a la organización a mantenerse segura y compatible con la aceleración de prueba de parches y actualizaciones mensuales de seguridad.

Francisco Carrasco PC World en Español

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *