1

Cumple tus propósitos de año nuevo

Sabemos que el final de cada año es una época de motivación y de nuevos planteamientos. Bajar de peso,  cambiar de trabajo, viajar, vigilar mi salud, etcétera son quizá algunos de los propósitos que la mayoría se establece, pero que por diversas circunstancias las olvidan y deben esperar hasta el final del año para renovar sus propósitos.

Pero no contaban con que la tecnología no olvida, y que es muy posible que utilicemos las aplicaciones y cualquier dispositivo de nueva generación para ayudarnos a cumplir esas metas que nuestra decidia nos impide.

¿Quieres ponerte en forma?

Existen varias aplicaciones que te pueden apoyar.  Una de ellas es Adidas mi coach, dónde se pueden programar sesiones de ejercicio de acorde con los horarios de los usuarios, además de contar con consejos de atletas que son patrocinados por la marca.

Runtastic, es otra aplicación que sirve para llevar un registro completo de nuestra actividad física, esta puede funcionar para actividades al aire libre, (correr, caminata, ciclismo, etc.) y en interior (cardio, yoga, entrenamiento de fuerza, etc.). Se hacen registros de las calorías y/o esfuerzo y se te muestra en atractivas tablas que muestran tu progreso.

¿Enero te trata mal?

Si el inicio de este año es una tortura en lo que se refiere a gastos y las deudas que llevas arrastrando, no te preocupes, existe una gran cantidad de aplicaciones dedicadas a apoyarte a administrar mejor tus recursos; dos  de ellas; Presupuesto personal y Finanzas simples, son herramientas que van registrando cada movimiento que vas haciendo y te pueden dar un estimado de tu presupuesto para final de mes o de quincena.

Si eres contante al usarla podrías ahorrar considerablemente.

¿Deseas otro trabajo?

No hay que sorprenderse. Vivimos en una era conectada dónde el networking es el rey. Es tan rey que si deseamos cambiarnos de trabajo o promover nuestras habilidades profesionales lo mejor que podemos hacer es usar redes sociales para profesionales, como LinkedIn, o Viadeo, que basan mucho de su oferta en recomendaciones, y en propuestas de trabajo muy enfocadas a tu perfil.

Romance a la orden.

El formato del cortejo ha cambiado en estos tiempos modernos. Ya no caminamos alrededor de las fuentes de los parques para encontrar a la mujer soñada. A veces solamente es necesario abrir una cuenta en uno de tantos servicios que sirven para encontrar el amor. Es posible buscarlo en Badoo, en Adoptaunchico, (que ofrece un formato completamente distinto), y POF (Plenty of fish)

Y la cereza del pastel…

Sea cual sea tu propósito, usa el poder de internet para lograrlo; existen una serie de aplicaciones que funcionan con algoritmos que puedes usar a tu favor. Una de ellas, y una favorita personal es IFTTT (If this, then that), el funcionamiento del servicio al principio puede resultar un poco intimidante, pero cuando comprendemos como funciona puede ser de mucho beneficio.

Por ejemplo, es posible programar al sistema para que lleve un registro de los restaurantes en los que has hecho checkin, (de esa manera te podrías dar cuenta en dónde se te va el dinero), o te puede crear una base de datos con cada contacto nuevo que consigas en LinkedIn, o que te manden un correo electrónico cada que exista una oferta que tu elijas.

Las posibilidades son infinitas. En lo personal, tengo casi 25 fórmulas y cada una responde  una necesidad específica, tanto para promover mi trabajo en las redes sociales, como para informarme cuando cierta información se encuentra ya disponible.

Y no importa si tenemos todo el poder de Internet y de las redes sociales, si no tenemos la motivación o las ganas, nada va a ocurrir.

 

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *