1

Sony quiere centrarse en el mercado de dispositivos wearables y colaboración

Tras retirarse del mundo de los PC y plantearse dejar el mercado de smartphones, Sony apuesta por los wearables, área en la que dispone de Smart glasses, dispositivos fitness y relojes inteligentes. La firma japonesa busca colaboración y co-creación para avanzar en este mercado e identificar mercados potenciales.

Según IDG News Service, el gigante japonés de la electrónica sigue apostando por ser los dispositivos wearables, un mercado del que se espera un gran crecimiento hasta el punto de que podría generar un volumen de negocio de 12.000 millones de dólares en 2018.

Sony aboga por la colaboración y la ‘co-creación’ como consigna para sobrevivir en este segmento.  Lo acaba de reconocer uno de sus directivos en un evento sobre esta tecnología celebrado en Japón. Según Kaz Tajima, vicepresidente senior de Sony Mobile Communications, subrayó que “los wearables tienen un gran potencial para, a través de la co-creación y colaboración, crear una nueva industria”  para continuar indicando que no deberíamos competir con el resto, sino trabajar juntos para identificar nuevos mercados.

Parece que es Samsung el espejo en el que se mira ahora 
Sony, ya que la surcoreana también mantiene acuerdos en esta categoría de producto. Para la japonesa, no obstante, se trata de un cambio de estrategia radical, ya que está acostumbrada a avanzar en solitario en sus iniciativas.

De hecho, su renovado 
SmartWatch 3, por ejemplo, ya incorpora aplicaciones GPS como Golfshot, que muestra a los golfistas la distancia hasta el siguiente hoyo. Además, en el pasado CES, Sony abrió su API de seguimiento de actividad, LifeLog, a terceros, y ha llegado a acuerdos con Monster Habit, un juego de motivación, o Withings, empresa que cuenta con Smart Body Analyzer.

En otro síntoma de este nuevo aperturismo, 
Sony también ha adoptado un enfoque diferente para el desarrollo de algunos productos, a través de nuevas fórmulas de crowdfunding que le están reportando nuevos ingresos. De momento, se trata de sumas pequeñas pero lo recaudado supone un nuevo impulso para este gigante con 70 años de historia, algo debilitado últimamente pero hay que recordar que fue el impulsor del primer Walkman en 1980.

Tim Hornyak – PC World EE,UU.
 

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *