1

Bosch prevé crecimiento de tecnología de conducción autónoma

Bosch provee la tecnología sin conductor a Google, BMW y Tesla.

Techworld | Margi Murphy

El fabricante alemán Bosch afirmó que los sistemas automatizados de conducción traeran más de 1000 millones de ´dolares en ventas anuales para el próximo año.

Bosch cuenta con un equipo de técnicos que están desarrollando sistemas integrados refinados para mejorar la conducción autónoma. Esto incluye variaciones “más potentes” en las minicomputadoras que están instaladas actualmente en los coches modernos. Ya tiene un exitoso radar y un sensor extendible que cuenta con Google y Tesla entre sus clientes.

La compañía detrás de la tecnología de autos sin conductor

Este aumento de ventas se debe a un cambio de los consumidores hacia la seguridad y la eficiencia del combustible, dice la firma de Stuttgart.

Vendió más de 50 millones de sensores de sonido envolventes para las tecnologías sin conductor el año pasado -a clientes como BMW- y cree que este años será el doble.

Dirk Hoheisel, miembro del consejo de administración de Bosch, dijo a Reuters que la compañía espera fabricar su radar 10 millones en el 2016.

Coches sin conductor de Google

También confirmó que Bosch está ayudando a Google con su proyecto de coche sin conductor. Suministra los sistemas de propulsión y los sensores de flota de 48 vehículos que actualmente se están probando en California, Estados Unidos.

Google seleccionó a Austin, Texas como su más nuevo lugar de prueba y uno de sus coches utilitarios sin conductor Lexus está rodando por las calles de esa ciudad. El vehículo, que tiene un conductor de respaldo a bordo, está conduciendo alrededor de unas pocas millas cuadradas al norte y noreste del centro de Austin.

Al igual que en el Reino Unido, Texas no tiene restricciones que regulen el uso o pruebas de vehículos autónomos. Políticos del estado propusieron una legislación para impulsar las pruebas de vehículos sin conductor con un poco de supervisión del gobierno, pero Google y un grupo comercial de la industria del automóvil se opusieron a la medida.

Los coches de la compañía han estado involucrados en “14 accidentes menores” ya que Google comenzó a probar los vehículos de auto-conducción en 2009, pero Google afirma cada uno se debieron a errores humanos, no a la tecnología propiamente dicha.

Bosch también está creando una plataforma estandarizada para que los desarrolladores puedan trabajar y conectar sus desarrollos.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *