1

3 simples reglas para comprar una laptop

Ya sea porque tu actual PC ya no anda más, porque te gusta tener lo último en tecnología, o bien porque se te presentó una oportunidad, cuando vas a comprar una nueva laptop, siempre nos viene la misma pregunta sobre cuál es el equipo que más te conviene. Nosotros te ayudamos con unas simples reglas para elegir la máquina que más se ajusta a tus necesidades.

PCWorld | Rick Broida

“¿Qué debo tener?”, te preguntas.”¿Qué necesito?”.También existe la idea recurrente: ¿Debo comprar una tablet en lugar de una portátil?”

Preguntas apropiadas, para estar seguro, pero no difíciles. Una tablet puede tomar el lugar de un ordenador portátil si todo lo que haces es navegar por la web y leer el correo electrónico. Si necesitas algo para labores más serias, ya sea para la escuela o negocio o simplemente el día a día, una computadora portátil sigue siendo la opción más inteligente. Tienes un teclado, una pantalla más grande, grandes cantidades de almacenamiento, y la compatibilidad con todo tu software favorito.

Ahora bien, ¿qué tipo de computadora portátil debes buscar, y con qué características y funciones? Nosotros podemos simplificarte la decisión:

1. Busca por lo menos 4GB de RAM

Eso es “cuatro gigabytes de memoria RAM” para aquellos que no hablan en idioma PC. Cualquier cosa menos que eso y su sistema se ejecutará insufriblemente lento; esto es algo a tener en cuenta en muchas de las ofertas, como la del Viernes Negro. Muchas computadoras portátiles “baratas” tendrán solamente 2GB de RAM, y eso, simplemente, no es suficiente.

2. Si puedes, consigue un sistema con un disco SSD (estado sólido)

Esa es la abreviatura en inglés para “Unidad de Estado Sólido”, es decir, que no tiene partes móviles y por lo tanto funcionará más rápido, genera menos calor y consume menos energía que un disco duro tradicional. El sacrificio en este caso, además del dinero, es que terminarás con menos espacio de almacenamiento, pero piensa ¿cuánto es lo que realmente necesitas? La mayoría de la gente que conozcemos rara vez llenan más de 100 GB, y en muchos casos se tienen unidades externas de respaldo para la información que se utiliza con menor frecuencia.

De hecho, aunque un SSD de 128GB puede parecer una paso hacia abajo en comparación con un disco duro de 500GB, solo los beneficios de velocidad hacen que valga la pena el dinero extra.

3. Prueba antes de comprar

Aunque las grandes tiendas de tecnología son pocas y están lejos unas de otras, todavía hay lugares donde se puede ir y probar las computadoras portátiles en persona. Y eso es algo que definitivamente debes hacer.

Claro, puedes hacer compras por Internet basándote en especificaciones y precio, pero te debes a ti mismo para una prueba para sentir el teclado. Y el trackpad. Asegúrate de que te sientes cómodo. Del mismo modo, comprueba la pantalla: ¿es brillante? y por lo tanto pesada para la mirada. Siempre que sea posible, trata de poner las manos sobre una computadora portátil antes de comprarla.

Una regla más…

Si te has dado cuenta, díjate que no hemos mencionado al procesador. A menos que vayas a hacer ediciones de video en alta definición, o jugar con juegos de gráficos intensivos, el procesador no es el gran factor que solía ser. Ahora, son todos muy rápido y de buen desempeño.

En cuanto a las marcas, pensamos igual: son todos bastante decentes en la actualidad. Dicho esto, siempre es una buena idea para hacer la tarea, e investigar previamente antes de gastar el dinero.

¿Qué otros consejos le darías a alguien a comprar un nuevo ordenador portátil?

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *