1

AMD retira soporte a las tarjetas Radeon más viejas

La introducción del nuevo Radeon Software Crimson de AMD marca el final para las Radeon 5000 y 6000. El comienzo de una nueva era, pero a la vez el final de otra. Hoy llega el final para las tarjetas de gráficos Radeon de AMD, en más de un sentido.

PCWorld | Brad Chacos

La muerte del emblemática Catalyst Control Center, de manos del Radeon Software Crimson, y del más rápido, mejor, más limpio Radeon Settings Hub, no es ninguna sorpresa. AMD ha estado hablando de esto durante semanas. El lanzamiento de Catalyst el año pasado, incluso fue apodado como “Catalyst Omega.” Sin embargo, con este nuevo controlador y software lanzados hoy, AMD ha aprovechado tranquilamente la posibilidad de retirar varias generaciones viejas de tarjetas gráficas Radeon .

De cara al futuro, AMD informó que todas las tarjetas Radeo que no tengan la arquitectura Graphics Core Next de la marca, no ya no recibirán actualizaciones de controladores, como reportó AnandTech en un principio. Esto significa que el portafolio completo de las Radeon 5000 y 6000 han llegado a su tope máximo de optimización de desempeño, como indica AMD. Lo mismo sucede con las tarjetas gráficas Radeon HD 7000 a 7600 y las Radeon HD 8000 a 8400.

El último controlador WHQL para esos modelos afectados es el Catalyst 15.7.1, que se lanzó en julio. Quienes sean dueños de tarjetas relegadas por este lanzamiento de AMD, podrán tener una probada de la aplicación Radeon Settings. “Como un gesto de cortesía a nuestros valorados seguidores estamos proporcionando un controlador Beta definitivo junto con el lanzamiento de la AMD Radeon Software Crimson Edition”, se puede leer en la página de soporte.

La historia detrás de la historia: Siempre molesta cuando el hardware se queda obsoleto, pero es lógico para AMD haber trazado una línea. Todas las nuevas tarjetas gráficas Radeon desde finales de 2011 en adelante tienen la nueva arquitectura GCN, mientras que las GPUs más viejas carecen del soporte para muchas de las nuevas funciones FreeSync, TrueAudio, Virtual super Resolution, DirectX 12, etc. Este retiro tiene sentido.

En el lado positivo, el rendimiento de las tarjetas gráficas ha recorrido un largo camino en los últimos cuatro años. Incluso las tarjetas de nivel de entrada ofrecen la potencia de fuego comparable a los modelos insignia de la época de las Radeon 5000 y 6000.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *