1

Cinco tendencias en Project Management para 2016

El paisaje de la Gestión de Proyectos o Project Management demandará de mayor formación y credenciales.

Elibeth Eduardo/Cioal.com

Aquí hay cinco tendencias que reforzarán el project management en 2016.

Tendencia 1: El enfoque-laser sobre los proyectos

Los líderes necesitan transformar sus oficinas o equipos de gestión de proyectos para enfocar todos los esfuerzos en torno a la consecución de los objetivos de negocio. Tendrán que centrarse menos en los datos generales relacionados con la industria que – a veces – guían las sesiones de planificación, y más en las fortalezas y debilidades de negocio para determinar las mejores oportunidades de alcanzar los objetivos.

La creación de una oficina de gestión de proyectos empresariales (EPMO) que se centra únicamente en llegar a la estrategia general de la empresa en lugar de objetivos departamentales individuales puede aumentar las posibilidades de alcanzar esas metas. También pueden servir mejor al negocio si se seleccionan a los individuos para proyectos en base al valor de las fortalezas centrales en relación con los requerimientos del negocio, en lugar de seleccionarlos en el estilo tradicional de la representación departamental.

Tomando este enfoque de láser sobre los proyectos se pueden optimizar los recursos, el tiempo y el disponibilidad presupuestaria.

Tendencia 2: Distanciamiento de jerarquías para aprovechar fortalezas individuales

Si bien las fortalezas organizacionales y culturales están muy influenciadas por el equipo de dirección, normalmente también hay un zumbido quedo a nivel de los empleados que resuena en todo el resto de la compañía, afectando en gran medida a la organización y la cultura, sea reconocido o no.

El liderazgo tendrá que encontrar formas positivas para promover y recompensar los puntos fuertes de su gente y construir un mejor ambiente para los equipos.

La gerencia inteligente puede optar por adoptar una política de puertas abiertas cuando los empleados no directivos tienen opiniones, ideas y formas de trabajar diferentes. Pueden buscar oportunidades para optimizar los puntos fuertes de estos individuos para lograr una influencia innovadora y constructiva.

El organigrama tendrá que ser redibujado de manera que permita a las personas con mentalidad “intraemprendedora” compartir ideas con quienes tienen posiciones directivas.

Las diferencias individuales y culturales no son malas, pero requieren de combatir el miedo a pensar en grande y la necesidad extrema de control.

 

Tendencia 3: Aumento de la rendición de cuentas y responsabilidad social
Como se ve en todo el mundo, las empresas ya no pueden conducirse en el anonimato, sin pensar en los factores sociales o ambientales.

Las personas y las organizaciones quieren hacer negocios con empresas que ofrecen transparencia y se comportan de maneras que son ética y socialmente responsables.

Los proyectos no son una excepción: se ven afectados, deben ser vigilados y son medidos en formas que aseguran que cumplen con medidas legislativas, legales, ambientales, fiscales, además de la elaboración de informes y otros requisitos de responsabilidad social.

Estas salvaguardas deben ser identificadas e implementadas para garantizar la rendición de cuentas, así como para proteger a las partes interesadas, clientes y público en general en la ejecución de las actividades y resultados del proyecto. En última instancia, estos factores tienen el poder de influir directa o indirectamente en los resultados y beneficios.

Tendencia 4: Más énfasis en las habilidades blandas
Las habilidades blandas y la comunicación sólida – ya sea verbal o escrita – seguirá aumentando en valor en el PM. Una gran parte de la gestión de proyectos tiene que ver con la gente que se ve afectada por la interacción con otras personas. Habilidades como la capacidad de resolver conflictos, hacer frente a la ambigüedad, la diplomacia y la confidencialidad estarán a la vanguardia y trascenderán barreras lingüísticas y culturales.

Los gerentes de proyecto tendrán que desarrollar formas positivas y constructivas para hacer frente a los problemas que puedan surgir.

Estas habilidades blandas no se encuentran con facilidad, pero cada vez serán más demandadas. A veces lo que puede parecer un gesto, palabra inocente e, incluso, el lenguaje corporal pueden causar grandes malentendidos y discordias.

Otras habilidades blandas de alto valor que los empleadores buscarán en un gerente de proyectos incluyen agilidad, adaptabilidad y habilidades para reorientar rápidamente los esfuerzos, así como la sana crítica.

Tendencia 5: El trabajo a distancia y la seguridad en las herramienta de PM

Cada día la fuerza de trabajo se vuelve más repartida y móvil, aumentando la necesidad de herramientas de gestión de proyectos a distancia.

El Project Management a distancia no es para todas las empresas, pero está aumentando. Como resultado de ello, las políticas y procedimientos de seguridad necesitan ser desarrollados para mantener los datos del cliente seguros, especialmente cuando los empleados o proveedores utilizan sus propios dispositivos móviles.

Otras cuestiones para tener en cuenta en el trabajo PM a distancia incluyen el riesgo de la degradación de la productividaddebido a diferentes zonas horarias, barreras tecnológicas y de comunicación; así como dificultades con la tecnología de acceso a datos. Políticas y prácticas realistas deben ser identificadas para minimizar esto.

Éstas tendrán que estar conectadas con el aumento de frecuencia que la fuerza de trabajo móvil, mejorando la inteligencia de negocios, las soluciones de gestión de proyectos basados en la nube y las aplicaciones móviles tanto para el intercambio de datos como para la colaboración.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *