1

Proyecto Natick: Los centros de datos submarinos de Microsoft

¿Imaginas los Data Center bajo el mar? ¿En qué ayudarían? Microsoft trabaja en ocupar más espacios en el agua y menos en la tierra, por lo menos en cuanto a almacenamiento de datos.

PC World en Español

El proyecto de Microsoft, llamado Natick, que no es otra cosa que sumergir a los centros de datos y que toda la información que hoy día se procesa esté resguardada bajo el mar, busca, entre otras cosas, aprovechar las bondades que brinda el océano, entre ellas, refrigeración (los centros de datos son un congelador hoy día) y aprovechamiento de energías renovables.

La investigación, que está más en fase teórica que en práctica, busca dar un giro radical al concepto de los Data Centers, por lo menos en un tema que en el futuro cercano puede ser importante: la ubicación y el espacio destinado para ellos.

Y es que a medida que pasa el tiempo y los usuarios de tecnologías crecen y demandan más procesamiento y almacenamiento de información, las gigantescas zonas dedicadas para ello se van quedando pequeñas y monstruos de la talla de Microsoft, Google, entre otros, que administran miles de Data Centers, requieren de más espacio para ubicar más Centros de procesamiento de datos.

La intención, según Microsoft, está en enviar a zonas costeras parte de la infraestructura que sostiene la nube de la empresa, sobre todo cuando los estudios, que indican que un aproximado del 50% de la población vive en esas zonas, destacan que eso les puede otorgar algunas ventajas, entre ellas refrigeración (las temperaturas bajo el mar son perfectas para mantener fríos los Centros de Datos), así como el aprovechar energías renovables en entornos mejor controlados.

El proyecto Natick refleja, entre otras cosas, la prioridad de Microsoft en la nube, buscando reducir costos y mejorar respuestas. Los centros de datos terminarían siendo totalmente herméticos.

La primeras capsula, de las que esperan obtener buenos resultados, ha sido llamada Leona Philpot y su capacidad es de una profundidad de diez metros en las costas californianas. Lleva allí unos cuatro meses en operación.

Aunque podría mantenerse más de veinte años funcionando y sin abrir, la intención de Microsoft es que el contenido interno sea reciclado cada cinco años, para ponerse al día en potencia y almacenamiento.

Lo que demuestra el esfuerzo de Microsoft, es que uno de los objetivos de las grandes empresas de la red está en controlar el almacenamiento y el cauce de la información. Google Y Facebook hacen lo propio con vehículos que ofrecen conectividad en sitios remotos, por ejemplo.

Obviamente se van a encontrar con opositores, que van a velar por el respeto al medio ambiente, pero Microsoft se está esforzando en informar sobre la limpieza y poca violencia de implantación de su propuesta. Lo próximo que tienen en mente es crear cápsulas más grandes.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *