1

Los CIO no están listos para la tecnología de contenedores

Menos de la mitad de los directores de TI de las empresas de la lista Fortune 500 está utilizando tecnología de contenedores, lo que sugiere que esta alternativa no ha cogido fuerza en las mayores empresas del planeta. ¿Por qué no adoptan la tecnología de compañías como Docker y CoreOS?

Vía IDG.es|PC World en Español

La tecnología de contenedores está de moda entre los desarrolladores que utilizan el software de código abierto para construir, probar y ejecutar aplicaciones. Pero esta tecnología, ofrecida por empresas como Docker o CoreOS, no está siendo valorada aún por la mayoría de los CIO del Fortune 500, lo que sugiere que tiene poca aceptación entre las grandes empresas. No obstante, todo apunta a que esto cambiará cuando se sustituyan los entornos heredados o legacy por infraestructura cloud, y remodelen los departamentos de TI en torno a los principios de metodología ágil y DevOps, según los expertos.

La virtualización introdujo eficiencia en la informática al permitir ejecutar múltiples sistemas operativos en un único servidor, pero las máquinas virtuales sólo admiten una aplicación por cada sistema operativo. La tecnología de contenedores lleva los recursos del servidor mucho más allá, al facilitar que los desarrolladores ejecuten una aplicación en un contenedor y se corran múltiples contenedores en el mismo sistema operativo. También permite mover los contenedores entre servidores Linux o máquinas virtuales y realizar cambios en las aplicaciones o en parte de ellas, llamados microservicios, sin romper el software, ni correr el riesgo de que quede un tiempo inactivo. Sus defensores dicen que los contenedores aportan más agilidad en un momento de constante actualización de las aplicaciones Web y móviles.

En un reciente evento en el que Docker explicó a 80 CIO su modelo de negocio, se realizó una encuesta sobre su adopción. De ellos, sólo el 44% estaban utilizando esta tecnología. Era una consulta en vivo que admitía preguntas y comentarios anónimos a través de tablets, por lo que se pudo palpar el escepticismo sobre la proposición de valor.

Los comentarios indicaban que algunos CIO creen que las máquinas virtuales, que se ejecutan en sus nubes privadas o híbridas, son suficientes. En muchos casos, dependiendo de los procesos de desarrollo de aplicaciones que se sigan, esto es así, pero los expertos dicen que los contenedores ofrecen una alternativa más robusta que las máquinas virtuales para soportarlos atributos de suministro e integración continua de las prácticas DevOps. En DevOps, las actualizaciones de código y las correcciones de errores son probadas y desplegadas en cuestión de minutos u horas, en lugar de en días o semanas.

Una de las limitaciones de las máquinas virtuales es que están casadas con un sistema operativo invitado. Cuando los desarrolladores introducen cualquier cambio en una máquina virtual como, por ejemplo, una configuración o un parche, tienen que hacer varias actualizaciones para mantener el entorno virtual.

La ventaja fundamental de los contenedores sobre las máquinas virtuales es que éstos no tienen un sistema operativo invitado, de modo que cuando un desarrollador realiza un cambio en un contenedor, los demás heredan el cambio. Esta abstracción de la aplicación también significa que los desarrolladores no tienen que comprometerse con una plataforma en particular.

Todo apunta a que será una iniciativa que gane fuerza en poco tiempo. De momento, todavía no se ha adoptado en masa la metodología DevOps pero, a medida que se adopte y evolucionen sus infraestructuras y las demandas digitales, esto cambiará. Empresas como Facebook, Google, ya han implantado miles de contenedores sobre hardware de bajo coste. También utilizan esta tecnología Verizon y CA y la están desplegando otras como Goldman Sachs o HP.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *