1
windowscar

Mi viaje por la Ciudad de México en un taxi con Xbox

La compañía Easy Taxi en México presentó el concepto de “WindowsCar”, en el que 10 de sus unidades ofrecen el servicio de taxi con una consola de videojuegos Xbox y una tableta.

PC World en Español | David Ochoa | @BytePodcast

Ricardo maneja un taxi en la Ciudad de México, mismo que desde hace un mes tiene instalado una televisión con Xbox y una tableta en la parte trasera. “Estuvimos probando el equipo para que el usuario no tuviera problema alguno”, me platica. “No se trata nomás de instalar por instalar, los ingenieros hicieron una buena implementación de todo el equipo”.

A partir de hoy, si pides un taxi desde la aplicación Easy Taxi en la Ciudad de México, puede que te toque un WindowsCar, unidades equipadas con un Xbox One y el videojuego de carreras de autos Forza 6, además de una tableta con Windows 10 desde la que podrás navegar en Internet de manera gratuita.

Me acompañó Jaime Aparicio, Director Regional de Easy Taxi, quien me platicaba, mientras manejaba un Ferrari (virtual) y yo transmitía por Periscope, que este experimento durará hasta que termine el programa actual de contingencia ambiental de la Ciudad de México, es decir, hasta finales de junio. Las preguntas que hacían los usuarios de Periscope nos revelaban los detalles: las unidades se asignan al azar a través de la app de Easy Taxi, la tarifa es exactamente la misma que las del resto de las unidades, sólo estará disponible el juego Forza 6 por el momento, y están estrenando app de este servicio para Windows 10.

Ante la buena recepción de este concepto, Aparicio comenta que esperan poder llevarlo a otras ciudades del país, incluso a otros países de Latinoamérica, pues Easy Taxi ha tenido mucho éxito en la región.

windowscar

En el trayecto final de mi viaje, mientras inspecciono la consola y la tableta, Ricardo me cuenta que la reacción de los pasajeros al subirse a su auto es positiva. Desde jóvenes que se van turnando el control para jugar, hasta una madre que inicialmente ayuda a su hijo a jugar y luego no le quiere devolver el control, pasando por un doctor que “se subió enojado y de malas” pero que después de ponerse a jugar, llegó desestresado a su destino y le dió una buena propina como resultado. Al preguntarle si no temía por su seguridad o la del equipo, dijo no estár preocupado: “Nosotros confiamos en ellos, de la misma manera que ellos confían en nosotros al usar la app”, concluyó.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *