1

Pocos quieren los carros totalmente autónomos

Estudio de la Universidad de Michigan revela que conductores americanos tienen miedo a la explosión del uso de carros autónomos.

PC World en Español

El uso de carros totalmente autónomos ha puesto a pensar a los norteamericanos y la conclusión es que muy pocos quieren que los vehículos tengan esa independencia en el futuro.

Un estudio de la Universidad de Michigan  destacó que el 37,2% de la gente  está muy preocupada a la hora de montar en un carro totalmente autoconducido, mientras que el 66% está muy o moderadamente preocupado, es decir que más del 90% de la gente tiene sus reservas sobre el uso de los carros autónomos, por lo menos en Estados Unidos.

Y es que sólo  el 9,7% dijo no estar preocupado por subir en un auto totalmente autónomo. La preferencia más frecuente fue por los carros con conductor real, pues 45% de la gente que participó en el estudio prefiere mantenerse en lo tradicional. A ello se suma la gente que los prefiere parcialmente auto-conducidos con 38,7%,  mientras que el uso por parte de la gente de los auto-conducidos sólo fue atractivo para 15,5% de los encuestados.

Con relación al género, las mujeres se mostraron más preocupadas que los hombres acerca de montar en autos totalmente autoconducidos. Un 43% dijo que estaban muy preocupadas frente al 31,3% de los hombres. Las diferencias se reducen en cuanto a los carros parcialmente autoconducidos, donde sólo el 17,5% de las mujeres se mostró preocupada frente al 16,4% de los hombres.

Datos anteriores

El estudio y el informe forman parte de una serie de ocho consultas enfocadas en la opinión pública, factores humanos y problemas de seguridad relacionados con los vehículos autoconducidos. En una encuesta previa, investigadores de Brandon Schoettle y Michael Sivak del Transportation Research Institute de la Universidad de Michigan preguntaron a los encuestados sobre su familiarización con la opinión general sobre coches conectados, así como los beneficios y preocupaciones percibidos por el uso de esta tecnología. El sondeo  encontró que 30% de los cerca de 1600 encuestados en Estados Unidos, Australia y Reino Unido están muy preocupados por el sistema y las brechas de seguridad de los vehículos por los hackers y por la privacidad de los datos de seguimiento de velocidad y localización. Otro 37% están moderadamente preocupados por estos problemas y cerca de una cuarta parte están un poco preocupados.

En cuanto a los temores respecto a la seguridad y la privacidad, la mayoría de los encuestados se mostró preocupado por los fallos en el sistema y el rendimiento, especialmente con mal tiempo, y creen que los conductores podrían relajarse mucho por la tecnología o que ésta les distraiga. El año pasado, en un estudio idéntico, sólo un pequeño porcentaje de conductores afirmó sentirse completamente cómodo en un auto sin conductor, mientras que un gran número indicó que no tendría ningún problema siempre y cuando tuvieran algún control.

La encuesta se desarrolló para examinar las preferencias de los conductores sobre las preferencias en los de los distintos niveles de automatización de los vehículos, incluyendo sus preferencias para interactuar con todo la preocupación general sobre subir en coches autoconducidos. Además del temor por la pérdida del control del vehículo, los conductores citaron su preocupación por el mareo en movimiento, que se espera que sea un problema mayor en los coches autoconducidos que en los vehículos convencionales.

“La razón es que tres de los factores principales que contribuyen al mareo en movimiento (conflicto entre entradas visuales y vestibulares, falta de habilidad para anticipar la dirección del movimiento y falta de control sobre la dirección del movimiento) son más elevados en los vehículos autoconducidos”, explicaron los investigadores en el informe. “Sin embargo, la frecuencia y la severidad de los mareos en movimiento están influenciados por la actividad en la que uno está involucrado en lugar de conducir”.

Los resultados de la encuesta indican que, por ejemplo, entre el 6% al 10% de los adultos americanos que suban en un coche totalmente autoconducido pueden sufrir mareos en movimiento “a menudo, por lo general o siempre”.

Entre el 6% y el 12% de los americanos adultos que suban en un coche  autoconducido podrían sufrir una experiencia de mareo en movimiento moderada o severa en algún momento.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *