1

Google venderá sus empresas de robótica a Toyota

El laboratorio de I+D de Toyota en Silicon Valley adquiriría Boston Dynamics y Schaft.

PC World en Español

Google, contra pronósticos, parece que comienza a desprenderse de algunos proyectos considerados claves, entre ellos la Robótica. La compañía se encuentra en conversaciones con la japonesa Toyota para vender las dos empresas que tiene en esa rama de la tecnología.

Así, Toyota, a través de su empresa de Investigación y Desarrollo en Silicon Valley, se haría de Boston Dynamics, el desarrollador de robots avanzados de dos y cuatro piernas para el ejército americano de Google, así como de  Schaft, el desarrollador de robots humanoides con sede en Tokio. Ambas empresas  se transferirían al Instituto de Investigación de Toyota.

Como se sabe, Toyota invirtió unos mil millones de dólares para la creación de una nueva sección de investigación situada en Silicon Valley, pero necesitaba sumar proyectos para darle impulso, por lo que buscó a Google, que había adquirido a Boston Dynamics y Schaft hace algunos años como parte de su impulso a la robótica, pero hasta la fecha no había  llegado a ninguna parte con ellas. Ambas encontraron opciones y la venta está casi definida.

Desde hace 10 años, Toyota lleva a cabo  investigaciones sobre robótica y la adquisición de las dos unidades de Google podría dar acceso a la compañía a desarrollos robóticos de vanguardia, especialmente en el campo de los robots humanoides.

La compañía ya tiene vínculos con el trabajo de robótica de Google a través de dos miembros claves del equipo contratados recientemente. Por un lado Gill Pratt que solía dirigir el concurso de robótica de la sección de investigación y desarrollo del Departamento de Defensa de Estados Unidos, DARPA, en el que ambas compañías participaron. Pratt se unió a Toyota a finales de 2015 para poner en marcha y ejecutar el Instituto de Investigación de Toyota. En enero de este año, el entonces jefe de robótica de Google, James Kuffner, dejó la compañía para unirse a Pratt en el centro de investigación.

There are 1 comments

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *