1

¿Cambio de marca? Sólo si agrega valor

Los malos tiempos y los errores pueden hacerle creer que un cambio de marca es su única opción. Consejo: piense otra vez.

Vía Factory Pyme|Elibeth Eduardo|Ely_b

Estamos acostumbrados a que las grandes empresas tienen – también – valiosas marcas. Quizás por ello muchos emprendedores tienden a creer que, como su startup aun es pequeña, no hay pérdida en cambiar de marca.

Pero, según la conversación sostenida entre el director Editorial de HAP Group, Adolfo Manaure y el especialista en emprendimiento y marketing digital, Roberto Matute, dicha creencia es un error. Y puede ser catastrófico para su empresa.

“Aunque el cambio debe verse como algo natural en cualquier emprendimiento, lo ideal es que un cambio de logo y de marca tenga que ver con un cambio cultural: de la experiencia de nuestros clientes”, señaló Roberto Matute.

¿Por qué? Porque, aunque no nos hallamos dado cuenta, toda nuestra gestión y relaciones SON nuestra marca.

“El cambio de marca debe ser comunicado correctamente para que los clientes no sientan que le mueven la alfombra sin previo aviso. Igual, debe ser trabajado correctamente puertas adentro porque suele afectar a los empleados y, si no saben entenderlo comunicarlo, podemos perderlos”, explicó, por su parte, Adolfo Manaure.

Mas allá de las marquesinas

Y es que los estudios sobre empresas han demostrado que la marca es mucho más que un elemento identificatorio externo (como el logo) para constituirse en uno de los activos intangibles más valiosos de cualquier organizacion.

¿Significa entonces que no se puede hacer un cambio de marca? No: hay razones y hasta justificaciones (fusiones, asociaciones, cambios de ramo) para hacerlo.

“Lo más recomendable, sin embargo, es que esto no sea un cambio cosmético sino que sea un proceso cultural en que se le agregue valor a la experiencia del cliente“, explicó Matute.

Para el también CEO de Imolko, cuando sea necesario hacer un cambio de marca, además de planificarlo debería ser consultado con sus audiencias.

“Esto permite reducir los riesgos, especialmente en el caso de los empleados, involucrarnos en la decisión para que tengan como defenderá cuando, finalmente, ocurra”, insistió.

Vea los detalles de esta conversación en el siguiente video:

 

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *