1

Los Chinos se quejan de errores en iPhone 6 y 6s

El terminal se apaga automáticamente cuando la batería está a mitad de carga. Todos los usuarios afectados reportan el mismo error.

PC World en Español

La Asociación de Consumidores de China pidió a Apple que investigue una serie de problemas que han sido reportados  en varios terminales iPhone 6 y 6s. Y es que supuestamente se apagan automáticamente.  Los usuarios se habían quejado de que los teléfonos suelen bloquearse cuando la batería está entre el 60 y el 50%.

El problema persiste a pesar de la actualización a la última versión de iOS y el fallo no depende tampoco de la temperatura del dispositivo. Además, el smartphone funciona mal también al encenderse sin estar conectado a una fuente de carga.

Según la asociación, hubo un “número considerable” de usuarios que contactaron con ellos, reclamando todos el mismo desperfecto.  Esto ha hecho que la historia se empiece a filtrar en distintos medios del país asiático.

“Cuando la batería se encuentra en el 60% el móvil se apaga”, escribió una afectada. “Cuando se reinicia el móvil no registra nada de carga. Y cuando vuelve al ciclo normal se apaga otra vez automáticamente”.

Problemas con el comercio en el país

Este no es el primer frente que tiene abierto la compañía de Cupertino en China. El lunes un periódico de la región anunció en su editorial la idea de mermar las ventas de los iPhones si el presidente electo de los Estados Unidos, Donald Trump, continuaba con el plan de establecer aranceles comerciales en el país. La noticia no ha encendido la alarma en el seno de la empresa dirigida por Tim Cook. Expertos aseguran que las medidas que pudiera tomar el gobierno chino solo le afectarían de forma indirecta. “Para el país asiático, el objetivo principal es Boeing”, aseguró Caroline Freund, investigadora del Instituto Peterson para la Economía Internacional.

“Como en todo conflicto, el objetivo de cualquier guerra comercial es atacar las posiciones más vulnerables del enemigo. Por lo tanto, si los Estados Unidos elevaran los aranceles a los teléfonos inteligentes y a los portátiles, dos segmentos en los que las mercancías procedentes de China dominan las importaciones estadounidenses, China no se vería afectada al aumentar los derechos sobre la electrónica importada de Estados Unidos”.