1

D-Link cámara WiFi panorámica de 180 grados

La primera cámara WiFi panorámica compatible con IFTTT, que permite crear interacciones con productos o servicios de otros fabricantes.

PC World en Español

D-Link presentó su nueva cámara, dirigida especialmente para el hogar  y la pequeña oficina. Se trata de la WiFi DCS-8200LH, que será para algunos una imprescindible herramienta desde el punto de vista de la seguridad, ya sea para cuando se está ausente o para cuando alguien trabaja en el espacio en el que se ha instalado.

Esta cámara de video vigilancia cuenta con un Sensor CMOS progresivo de 1/4″ con apertura F2.0 y visión con angular de hasta 180 grados, que podrá disfrutarse directamente desde la pantalla de teléfono móviles y tablets a través de la aplicación mydlink Home y está disponible para iPhone/iPad y dispositivos Android. ​

¿Cuál es una de las cualidades o características más preciadas de este tipo de productos? El poder de recibir alertas en tiempo real en caso de que la cámara detectara movimiento o sonidos que, en ausencia del propietario de la casa u oficina, no deberían tener lugar.

En caso de necesidad y si se dispone de dispositivos como el Enchufe Inteligente o la alarma WiFi DCH-S160, la aplicación móvil permitiría actuar a distancia para paliar una intrusión no deseada.

La DCS-8200LH es la primera cámara panorámica 180 grados  compatible con la plataforma IFTTT y, por tanto, con ello se podrá multiplicar su interacción con diversidad de aplicaciones, productos y servicios de otras marcas o desarrolladores. ¿Qué te parecería si con una app de GPS se pudiera comenzar a grabar automáticamente cuando se sale de casa?

La D-Link tiene tecnología Wide-Eye con angular de 180 grados, Zoom digital de 8X, resolución HD de 1280×720 pixels, sensores de movimiento y sonido, con parámetros configurables. Además, tiene conectividad WiFi 802.11ac y banda de 5 GHz, visión Nocturna mediante LEDs infrarrojos con alcance de hasta 5 metros, filtro infrarrojo extraíble. Adicionalmente, viene con un slot para alojar contenidos en una tarjeta MicroSD, pesa sólo 165 gramos y cuesta unos 190 dólares.