7 cosas que Silicon Valley no debe hacer en 2017

Deben dejar de fingir que no son medios de comunicación, que sus profesionales son los únicos que saben, de copiar productos que ya existían y de eliminar características deseadas por los usuarios.

PC World en Español

Silicon Valley es un lugar de innovación, un destino para los profesionales tech y el único distrito del mundo en el que, tal vez,  la gente conozca más sobre la CEO de Youtube que de las Kardashians.

Se trata del lugar en donde fueron creados muchos de los productos y servicios que están transformando el mundo. Los smartphones, las redes sociales, los motores de búsqueda y servicios como Uber o AirBnB fueron ideados por jóvenes visionarios en ciudades como Cupertino, Mountain View, Palo Alto, Menlo Park, San José y San Francisco.

Pero esta mentalidad tiene un lado oscuro. Estas son las siete cosas que Silicon Valley necesita dejar de hacer este año para ser cada vez mejor.

1) Dejar de usar la palabra “D”

Los magnates de Silicon Valley hablan de “disrupción” (disruption en inglés) como la meta principal para sus negocios. Allí la palabra disrupt es el código para arreglar algo. Esto es, si un empresario de Silicon Valley comienza a hablar de “interrumpir” una industria, está hablando de aplastar ciertos negocios para quitarles sus sustentos y así convertirse en multimillonario.

2) Dejar de fingir que no son medios de comunicación

Muchas empresas del Silicon Valley quieren “interrumpir” o desplazar a las organizaciones de medios tradicionales y ganar toda la influencia, el poder y el dinero. Eso sí, luego afirman no asumir ninguna responsabilidad por la calidad de la información entregada al público. Un ejemplo es Facebook, la mayor fuente de noticias en la historia de la humanidad,  cuando se enfrentó a su papel en la difusión de noticias falsas. La red social levantó las manos y dijo, “oye, no somos una compañía de medios”.

3) Los periodistas técnicos deben dejar de fingir que son mejores que su audiencia

La arrogancia de Silicon Valley es contagiosa. Muchos periodistas tecnológicos se refieren a su público como “normales”. En muchos casos, habrá gente que sabe menos sobre el tema de un artículo pero por eso mismo recurren a ellos, para obtener ayuda, información y perspectiva, no condescendencia.

4) Dejar de lanzar productos copiados

Parece que la mayoría de las nuevas startups de software en estos días están lanzando productos que copian aplicaciones que han existido años atrás, sin ningún tipo de características diferenciadoras.

5) Dejar de nombrar un producto o empresa con un “ly” al final

Outlinely, Customerly y Zittly son algunos de los nombres reales de aplicaciones que han surgido en los meses pasados.

6) Dejar de adquirir empresas y productos sólo para acabar con ellos

Las empresas de Silicon Valley suelen adquirir startups prometedoras y muchas veces acaban con ellas no porque estén fallando sino porque están teniendo éxito. Empresas como Posterous, Pownce, Dodgeball, reMail, Nextstop y Friendfeed fueron destruidos a propósito por su innovación, poder y popularidad.

7) Dejar de quitar grandes características que los usuarios aman

En los últimos años, las principales empresas de Silicon Valley tomaron características brillantes que todo el mundo disfrutaba para luego eliminarlas sin preaviso. Google Fotos es un gran ejemplo, cuando Google empezó a extraer partes de Google+, las funciones de fotos se eliminaron y se convirtieron en un servicio separado de Google Fotos. Otro ejemplo es Squarespace, utilizado para enviar mensajes de blog por correo electrónico. Esto era una característica fantástica y conveniente (pionera por el ya mencionado Posterous). Recientemente, la compañía anunció la terminación de esta gran característica.

Subscribe!