REAAL usa IoT e IA para alertar sobre accidentes domésticos en personas mayores

Ibermática desarrolló un sistema que permite captar información mediante sensores no invasivos y que trata los datos de manera inteligente para extraer patrones de alerta.

PC World en Español

Los sistemas de monitorización estándar de personas mayores en el hogar son efectivos en un 70% de los casos. Por este motivo, Ibermática, una compañía española de servicios tecnológicos, desarrolló a través de su Instituto de Innovación i3B el proyecto REAAL, basado en Internet de las Cosas y la analítica de datos inteligente.

Esta iniciativa permite monitorizar la actividad de las personas mayores a través de sensores no invasivos y analizar los datos extraídos. En base a esta información y mediante técnicas de Inteligencia Artificial, el sistema aprende automáticamente los comportamientos del habitante, con lo que establecen determinados patrones que puedan representar una emergencia. Cuando la solución detecta una situación de riesgo basada en evidencias, envía una alerta a los sistemas de emergencia o a los cuidadores principales.

La monitorización, que se realiza mediante sensores no invasivos de bajo precio (entre 10 y 30 euros), se basa en el movimiento, como por ejemplo, el del cierre y apertura de puertas, o la detección de humo y gas. Una vez recogida la información, los datos se tratan de manera inteligente y, si se detecta una emergencia, saltan las alarmas y los avisos en tiempo real.

De esta forma, el sistema es capaz de distinguir si hay humo en la cocina porque el usuario ha encendido una sartén o por un incendio, si la persona lleva más tiempo del necesario en el baño (alerta ante caídas), o si no ha salido de casa y no hay movimiento durante horas.

REAAL ha sido instalado como proyecto piloto en casi un centenar de hogares, principalmente del País Vasco (80%), en asociación con Servicios Sociales Integrales (SSI), una de las empresas especializadas en ayuda a domicilio de Vizcaya. El proyecto también estuvo implantado de forma temporal en uno de los centros residenciales de Igurco, también en España, con el objetivo de detectar movimientos anómalos en sus 150 habitaciones y establecer avisos automáticos de emergencia para los profesionales de enfermería.

Los sensores inalámbricos utilizados tienen una medida de 15×15 centímetros y se conectan a WiFi o a una red interna que transmite la información.

El proyecto está en constante desarrollo y desde iB3 se siguen añadiendo funcionalidades de forma progresiva.

Subscribe!