1

 Apple y Qualcomm endurecen su pelea por los licenciamientos

La compañía de Cupertino demandó al fabricante de chips en California y China por abuso en el cobro de licenciamientos, lo que ha degenerado en un intercambio de acusaciones entre las tecnológicas.

PC World en Español

La batalla legal entre Apple y Qualcomm se intensificó. La compañía de Cupertino demandó el viernes a Qualcomm, el fabricante de chips por abuso en el cobro de licenciamientos y esta semana lo hizo también en China,  al interpretar que se aprovecha de su posición dominante en la industria. Esta vez reclama una indemnización de cerca de 145 millones de dólares en concepto de daños causados.

Desde el seno de Qualcomm creen que Apple está dando estos pasos para tratar de reducir el montante de las regalías y pagar menos por la tecnología que ellos aportan. “Están impulsando ataques regulatorios contra nuestros negocios en todas partes del mundo, manipulando los hechos y reteniendo información”, aseguró Derek Aberle, presidente de la firma.

Pero la disputa tiene más antecedentes. En este intercambio de acusaciones, la compañía de la manzana interpreta que los límites que está traspasando Qualcomm datan de la multa que le impuso el gobierno surcoreano,  en la que Apple colaboró en la investigación, por valor de 854 millones de dólares.

“Apple ha generado miles de millones de beneficios gracias a la propiedad intelectual de Qualcomm, que ha gastado muchos millones en el desarrollo de tecnologías móviles durante más de tres décadas y quiere ser justamente compensada a través de las licencias”, dijo Steven Mollenkopf, CEO de Qualcomm, quien determinó no haber aumentado el precio por licencia.

El directivo se ha lamentado, además, de que Apple haya optado por la vía legal para tratar el asunto. En cualquier caso el exceso de royalties en disputa se pagan a Qualcomm por fabricantes como Foxconn, que son los encargados de montar los dispositivos y no directamente por Apple. “Esperamos que Apple no interfiera en esos contratos”, expresó Aberle.