1

Comienzan pruebas de Optane, los modulos de Intel

Las nuevas memorias 3D Xpoint serán integradas en los productos de la compañía el próximo año.

PC World en Español

La nueva tecnología Optane de Intel está comenzando el proceso de prueba, pero los clientes tendrán que esperar al próximo año para poder comprar las nuevas memorias no volátiles 3D Xpoint, desarrolladas conjuntamente por Intel y Micron.

Los primeros productos con tecnología Optane, anunciados en la feria tecnológica CES, son SSD de baja capacidad adaptadas a las ranuras de almacenamiento de los computadores.

El formato DIMM de memoria Optane es diferente. Ha sido diseñado para reemplazar DRAM en servidores y PC y encajará en las ranuras DDR4.  

En las demostraciones realizadas por Intel, Optane SSD funcionó 10 veces más rápido que las SDD tradicionales. Asimismo, los fabricantes de PC confirmaron que el arranque de los computadores y las aplicaciones funcionan con más rapidez con la nueva memoria.

La tecnología base de Optane, 3D Xpoint, es un puente entre la memoria y el almacenamiento, tal como afirmó Bryan Krzanich, CEO de Intel, durante una conferencia telefónica. Optane es“tecnología diferencial” que podría cambiar las arquitecturas de PC y servidores, explicó Krzanich.

Intel también emitió la idea de que Optane podría unir almacenamiento y memoria. Por ejemplo, una unidad Optane podría servir como almacenamiento y como DRAM.

La capacidad de Optane para mover grandes cantidades de datos más rápido dentro de los ordenadores y centros de datos podría ayudar a acelerar las tareas de aprendizaje automático,según Bryan Krzanich.

Optane también se alinea con el objetivo de Intel de enfocarse más en las tecnologías del data center y convertirlas en una pieza central de su futura estrategia.

No obstante, los chips de PC obtuvieron más de la mitad de las ganancias de Intel en el último trimestre de 2016. Los ingresos en este período de tiempo alcanzaron los 16.400 millones de dólares, un aumento de 1.500 millones de dólares con respecto al mismo periodo del año anterior. El beneficio neto fue de 3.600 millones.

En cuanto a los ingresos del Grupo de Computación de Clientes, que se ocupa de los chips para PC, sumaron un total de 9.100 millones de dólares, un 4% más con respecto al tercer trimestre de 2015.