Geolocalización y mapas impulsan ventas en tiendas físicas

En un mundo cada vez más digital, el comercio tradicional vive una profunda reinvención de la mano de la tecnología.

PC World en Español

El desarrollo de nuevos sistemas de medición de la experiencia offline permite analizar el comportamiento de los consumidores en tiendas físicas.

Con esta información, las empresas de retail pueden desplegar campañas de marketing de proximidad más eficaces para aumentar las oportunidades de venta.

Estas herramientas no solo proporcionan el mismo nivel de información que hoy puedes obtener en el comercio electrónico, sino que relacionan la actividad de los consumidores en la tienda con sus hábitos de compra online para trazar con exactitud el perfil de cada cliente.

Prodware propone cuatro soluciones que ayudarán a los retailers a conocer los hábitos de compra de los clientes, mejorar su experiencia y optimizar las acciones de marketing en ambos canales, tanto el físico como el online. Ellos son:

  1. Inteligencia de negocio: la inteligencia de negocio basada en la tecnología móvil proporciona una imagen mucho más nítida del resultado de las campañas de marketing para ajustarlas y potenciar las mejores acciones.
  2. Análisis omnicanal: el seguimiento a los clientes tanto en la tienda física como en la digital proporciona un ingente volumen de datos. Para aprovecharlo a la hora de optimizar acciones de marketing es necesario un sistema de medición integrado que unifique los diferentes canales de interacción y venta con el cliente.
  3. Geolocalización: permite al retailer conocer de manera exhaustiva el comportamiento de los clientes dentro de la tienda al ser detectados mediante el geolocalizador de sus dispositivos móviles. Esta tecnología también sirve para enviar notificaciones personalizadas a sus potenciales clientes situados en las proximidades del establecimiento.
  4. Mapas de zonas y flujos: gracias a los datos obtenidos de la geolocalización, las tiendas pueden conocer el recorrido de cada cliente para descubrir cuántas personas paran frente al escaparate y cuántas entran, la permanencia media en cada sección o la frecuencia de visita al establecimiento. Con esta información podrán sabrán qué zona de la tienda es más visitada o qué productos suscitan más interés.

A través de estas herramientas, las tiendas consiguen una integración total de sus diferentes canales de venta. Una gestión centralizada de la información obtenida en ambos medios permite enviar mensajes según la proximidad y el comportamiento del consumidor para optimizar las campañas de marketing tanto a nivel digital como tradicional.

Finalmente, todas estas tecnologías proporcionan a los retailers las herramientas necesarias para desarrollar programas de fidelización personalizados que se adaptan en tiempo real a cada cliente.

Subscribe!