1

Apple renueva el iPad y le reduce el precio para conquistar a usuarios Android

Apple relanza el iPad Air de 9,7 pulgadas con un precio de entrada más bajo, una maniobra con la que pretende capturar nuevos clientes procedentes de Android, así como contentar a aquellos que necesitan una renovación.

El gigante Apple actualizó su iPad más icónico, el de tamaño de pantalla de 9,7 pulgadas con pantalla Retina y, además, redujo su precio considerablemente para quedar situado en los 399 dólares el modelo más básico con Wifi y 32 GB de capacidad de almacenamiento, todo ello con la intención de hacerse más atractivo, sobre todo en precio, ante los usuarios de equipos Android que buscan una alternativa a las Tabletas con el OS de Google.

Pero el nuevo modelo se diferencia del iPad Pro de 9,7 pulgadas, que admite el uso del lápiz Apple Pencil, así como el teclado Smart Keyboard, accesorios que no son compatible con el iPad Air que ahora es lanzado por Apple.

Además, el sensor de la cámara principal del modelo Pro es de 12 Mpx, frente a los 8 Mpx del modelo Air. En lo que respecta a audio, el ahora lanzado dispone de dos altavoces para emular una sensación de sonido estéreo, mientras que el iPad Pro cuenta con una distribución de cuatro altavoces a lo largo de su chasis para mejorar notablemente la experiencia sonora al visualizar contenido multimedia.

A efectos de procesador, el iPad Air lleva el chip A9 de tercera generación con el coprocesador M9, frente a la modalidad de A9X que acompaña al iPad Pro.

En lo que respecta al apartado de la pantalla, algo realmente diferenciable entre las diferentes generaciones de dispositivos iPad, es que el nuevo iPad ofrece pantalla LED retroiluminada de 9,7 pulgadas con resolución de 2048 x 1535 píxeles, además de una densidad de píxeles de 264 dpi.

La cubierta también presenta una acabado oleófugo antihuellas. De lo que sí carece el nuevo modelo, frente al iPad Pro de 9,7 pulgadas, es de la pantalla con laminación integral superpuesta en su panel, así como de la película anti reflectante.

Tampoco contempla la pantalla True Tone para poder fijar en entornos de baja luminosidad una visualización que favorezca la lectura. Estos serían los elementos que Apple ha recortado en su nueva tableta iPad para posicionarla en un precio de entrada muy inferior al que tiene acostumbrados a sus consumidores.

Con este movimiento, la compañía pretende volver a recuperar cifras de ventas de épocas pasadas, ya sea con los clientes que se decidan a actualizar sus modelos de generaciones anteriores, o bien, para capturar nuevos usuarios que procedan del entorno Android.