1

Scewo, la silla de ruedas autosuficiente

Fue desarrollada por un equipo de universitarios de Zurich y cuenta con iluminación delantera y trasera, además, puede avanzar con seguridad por terrenos irregulares o subir escaleras sin ayuda.

Es la evolución del proyecto que comenzó llamándose Scalevo. Se trata de Scewo, una silla de ruedas que fue desarrollada por un equipo de estudiantes de las Universidades ZHDK y ETH de Zurich.

Su mayor éxito está en la capacidad de subir escaleras sin que para ello sea necesaria la asistencia de otra persona.  Además, la silla es compacta, ágil y posee  grandes ruedas que hacen posible superar obstáculos sin problemas y su estructura compacta permite acceder a través de puertas estándar y maniobrar con facilidad en espacios cerrados.

Para conducirla,  cuenta con el modo equilibrio automático, que le permite realizar maniobras con agilidad y una conducción dinámica incluso al pasar por encima de los bordes. Es segura, pues al ser de modo estacionario, se usa cuando se quiere subir o bajar de la silla. Permite bajar por debajo de una mesa y levantarse hasta una posición vertical o maniobrar hacia delante y hacia atrás.

Gracias a los carriles incorporados a las ruedas pequeñas, situadas en la parte trasera, es posible desplazarlas hasta ubicarlas bajo las ruedas principales. De esta forma se puede elevar el asiento y lograr que el usuario adopte una posición vertical y auto-estabilizada. Esto permite la comunicación frente a frente con otras personas además de poder alcanzar objetos situados en lugares más elevados.

El dispositivo también está pensado para desplazarse con seguridad a través de superficies resbaladizas como nieve o grama, además de poder superar obstáculos mayores o pendientes pronunciadas.

Una de sus mayores novedades es el modo escalera. La silla cuenta con unas palas de caucho que permiten bajar y subir escaleras de manera suave y segura, con tan solo apretar un botón. Debido a que estas palas tienen una base muy amplia y rígida, la silla permanece estable incluso al subir o bajar una escalera de caracol.

Aunque todavía se trata de un prototipo,  Scewo promete.