1

Convertir el aire del desierto en agua, lo nuevo del MIT

Funciona mediante energía solar y fue desarrollado por el Instituto Tecnológico de Massachusetts. El equipo es capaz de convertir el aire en agua, incluso en condiciones climáticas de muy baja humedad.

Una vez más se descubre  el lado más social de la tecnología. Y es que la gente del Instituto Tecnológico de Massachusetts, MIT, desarrolló un dispositivo que puede recoger el aire de la atmósfera, incluso en condiciones ambientales de muy baja humedad (en torno a un 20%) y convertirlo en agua.

Gracias a este aparato, que posee una superficie esponjosa, el aire del desierto podrá transformarse en agua, con capacidad de producir casi 3 litros de agua al día y, de acuerdo a los investigadores, las versiones futuras ofrecerán incluso mejores resultados.

El dispositivo fue  fabricado utilizando los llamados marcos de metal-orgánicos (MOF, de acuerdo a sus siglas en inglés), los cuales son una especie de materiales porosos cristalinos que forman redes 3D continuas.

La luz del sol calienta estos marcos metalorgánicos y hace que el aire entre a través de ellos. A continuación, el agua del ambiente es conducida hacia un condensador, que estará a la temperatura del aire exterior. De esta forma, se irá produciendo vapor que progresivamente goteará hacia un recipiente recolector.

Aunque por el momento se trata de un prototipo, si finalmente llegara a fabricarse masivamente podría ser de gran importancia para los millones de personas que viven en los lugares más desérticos del planeta, pues dispondrían de un aparato que funciona mediante energía solar, capaz de proporcionarles toda el agua que necesitan para subsistir.