1

Hacker ruso es condenado a 27 años de prisión en EEUU

El hijo de un miembro del parlamento ruso, Valery Seleznev, tendrá que cumplir una condena de 27 años en prisión por delitos relacionados con el cibercrimen.

Un hacker ruso de 32 años fue sentenciado a una condena de 27 años en prisión en EE.UU por robar millones en tarjetas de pago de empresas, infectando sus sistemas con malware.

Esta sentencia es la más larga por crímenes informáticos de los Estados Unidos, superando a la condena de 20 años de prisión impuesta a un hacker estadounidense y ex informante del servicio secreto americano Albert González en 2010 por actividades similares.

Roman Valeryevich Seleznez, ciudadano ruso procedente de Vladivostok, fue sentenciado el pasado viernes en el Western District de Washington tras ser declarado culpable en agosto con 10 cargos de fraude electrónico, ocho de daño intencional a un computador protegido, nueve por obtener información de computadores protegidos, nueve más por posesión de 15 o más dispositivos de acceso no autorizados y dos cargos de robo de identidad agravado.

Roman Seleznev es hijo de Valery Seleznez, miembro de la cámara baja del parlamento ruso conocido como Duma.

Además, Valery Seleznev acusó a las autoridades americanas de secuestrar a su hijo cuando fue detenido en 2014 en Maldivas con la ayuda de las autoridades locales.

Roman Seleznev, también conocido en el mundo del cibercrimen como prominent carder – un comerciante de datos robados en tarjetas de pago. Bajo los alias Track2, 2pac y nCuX, vendió millones de detalles de tarjetas de crédito en sitios web especializados en cibercrimen.

Las autoridades estadounidenses dijeron que entre 2009 y 2013 Seleznev infectó sistemas de puntos de venta de más de 500 compañías estadounidenses con malware que capturaba los datos de tarjetas de pago y lo transfería a sus propios servidores. La misma técnica que fue usada por otros hackers en diversos delitos de cibercrimen.

El portátil se encontraba en posesión del hacker cuando fue arrestado en 2014 con un total de 1.7 millones de números robados de tarjetas de crédito. A principios de mes, Seleznev envió al juez un manuscrito donde asumía la responsabilidad de sus actos y pedía clemencia.

En la carta, el hacker comentaba la dura niñez por la que había pasado y los hechos que le llevaron a dedicarse al cibercrimen. Al parecer, la carta decía que había sido criado por su madre soltera en la pobreza después del divorcio de sus padres cuando tenía sólo dos años.

Seleznev se describe como una persona respetuosa y educada que trató de hacer que sus padres se sintieran orgullosos de él, aunque todo cambió cuando su madre falleció cuando él tenía sólo 17 años. Tras este acontecimiento, no tuvo más remedio que dejar los estudios y ponerse a trabajar en una sala de computadoras, a pesar de que no ganaba lo suficiente para pagar las facturas del apartamento de su madre.

Fue entonces cuando descubrió CarderPlanet, uno de los principales fórums sobre cibercrimen especializado en el comercio de datos de tarjetas de crédito.

Tras la sentencia del viernes, el abogado de Seleznev leyó una declaración manuscrita del hacker muy diferente a la anterior. En ella, se describe a sí mismo como un prisionero político, secuestrado por el gobierno de EE.UU, según informa Associated Press.

También afirma que la sentencia es una indicación de que está siendo utilizado como peón por el gobierno de los Estados Unidos para enviar un mensaje al presidente ruso Vladimir Putin y al mundo.