1

Alias, el brazo robot que vuela y aterriza aviones

El año pasado logró pilotar una avioneta Cessna y un jet privado de pequeño tamaño, pero ahora va más allá, al volar un Boeing 737.

Los robots se están convirtiendo en objetos imprescindibles día a día, siendo cada vez más autónomos, lo que está dando paso a una robótica más avanzada, que crece a pasos agigantados y que hace necesaria una adaptación óptima a entornos reales, con la finalidad de que haya una mejor relación entre las personas y los robots.

Todos los sectores están trabajando con robots y los que aún se resisten, por lo menos están haciendo pruebas. En el transporte, cada vez hay más  noticias sobre los vehículos autónomos auto-pilotados, ya sean carros o aeronaves.

Y eso es precisamente de lo que  trata este artículo, del esfuerzo que vienen haciendo algunas empresas con sus propuestas de robots. En esta ocasión, es bueno presentar a Alias, un brazo robótico que es capaz de pilotar y hacer aterrizar un Boeing 737.

El pasado año, este robot logró volar con éxito una avioneta Cessna además de un jet privado. Y ahora se lanza con un avión comercial, aunque hoy día lo está haciendo a través de un simulador de vuelo. Este simulador de Boeing 737-800NG es el mismo con el que entrenan los pilotos humanos para conseguir la Licencia Oficial de Piloto.

El pasado mes de marzo, el brazo robótico ALIAS manejó los motores y los mandos principales de este Boeing 737, al mismo tiempo que una videocámara ubicada en su parte superior controlaba las señales de los paneles de control e interpretaba los valores.

Con ello, la industria busca acercar más la posibilidad de que en el futuro, no muy lejano, pueda haber robots en los aviones, inicialmente como apoyo y, tal vez, más adelanta, como principales de un vuelo.