1

Flock revoluciona el mercado de las herramientas colaborativas

Su objetivo es dar caza a Slack. Por ello, lanzaron una herramienta capaz de migrar a los usuarios de una solución a otra sin perder ningún dato.

La gente de Flock puso patas arriba el mercado de las herramientas de colaboración, un mercado ya bastante copado con soluciones como Slack, el rey indiscutible y al que los grandes jugadores le han echado el ojo.

Pero la entrada en un nuevo paradigma del trabajo, en el que el espacio físico se está diluyendo en pos de la ubicuidad a través de las nuevas tecnologías y del axioma que de una mejor integración de los recursos surge un ecosistema más rápido, eficiente y seguro,  está cambiando  incluso ese entorno reciente y, en esa línea, aparece Flock, que busca poner en  en jaque a Slack con una herramienta de comunicación en tiempo real que integra las aplicaciones y servicios más utilizados en el trabajo.

Además, la solución integra al que han denominado como primer sistema operativo de chat del mundo, FlockOS, que permite crear aplicaciones personalizadas, robots e integraciones dentro de la solución. De esta forma, los desarrolladores pueden crear aplicaciones que son más nativas, más ricas y mucho más potentes que en otras plataformas de mensajería para equipos.

Y es que tal vez sea esta plataforma para desarrolladores o la integración con soluciones populares como Twitter, Github, Trello o Google Drive, lo atractivo de esta solución. En cualquier caso, ya está presente en 25.000 empresas de todo el mundo.

Con la última actualización, Flock busca  asestar el golpe definitivo al liderato, convirtiendo la herramienta en un ente de migración, que facilita a los usuarios cambiar Slack por Flock sin perder datos, mensajes, contactos o historial.

Y desde ya la empresa prepara otra herramienta similar para los clientes de HipChat, pues asegura que tienen una interfaz de usuario más simple, limpia e intuitiva. En definitiva, Flock, tiene las mismas capacidades que Slack a las que se suma un conjunto de API fáciles de usar que se pueden utilizar para crear aplicaciones y bots personalizados, además de que ofrece soporte  multilingüe en cuatro idiomas.

A pesar de la buena acogida que Flock tuvo en el mercado (crece a un ritmo del 200% anual desde que nació en 2014), el principal reto que se ha encontrado es que todavía hay cierta reticencia a cambiar el tradicional correo electrónico por una solución de comunicación a tiempo real.  Y el objetivo es aumentar la  base de usuarios para la aplicación a nivel global y especialmente en países que son considerados centros tecnológicos del mundo.