1

Nueva Galaxy Book, más rendimiento en una 2 en 1

Presentada a principios de año en el Mobile World Congress de Barcelona, el equipo reafirma la apuesta de la compañía por los equipos 2 en 1 para el mercado profesional.

La nueva generación Galaxy Book de 12 pulgadas de Samsung está disponible. Se trata de un equipo con la filosofía de solución 2 en 1 dirigido al entorno profesional, pensando en todas las personas que llevan un ritmo de vida móvil y necesitan una gran productividad en su día a día.

La Galaxy Book ahora presentada, es una versión evolucionada de la que Samsung lanzara hace un año, la Galaxy Tab Pro S, con un tamaño de pantalla similar de 12 pulgadas y tecnología Super AMOLED FHD. Esto la convirtió en el primer equipo que llegaba al mercado mostrando Windows 10 en una pantalla de este tipo, muy propicia para visualizar contenidos de video en HDR.

Con la nueva Galaxy Book muchos aspectos cambiaron, comenzando por su nombre y extendiéndolo a un gran número de sus componentes. Se mantiene la esencia de su diseño y la filosofía de equipo 2 en 1, ese con el que la compañía coreana potencia su uso tanto a modo de tableta como de portátil.

De hecho, sin teclado su peso no supera los 754 gramos, manteniendo un grosor inferior a los 7,4 milímetros. Ahora ya se dispone de dos puertos USB 3.1 Tipo-C, lo que permite habilitar hasta 2 pantallas externas con las que trabajar de manera simultánea junto a la principal de la tableta. También dispone de salida de auriculares y la memoria es posible ampliarla mediante ranura de tarjetas microSD.

Samsung quiere potenciar en la nueva Galaxy Book dos aspectos primordiales: rendimiento y autonomía. De esta forma, a diferencia de la generación anterior Galaxy Tab Pro S que incluye el procesador Core M de Intel, la nueva, apuesta por la séptima generación Intel Core i5-7200 a 3,1 GHz de velocidad, los cuales son más potentes para abordar las necesidades del mercado empresarial.

También se ha incrementado la calidad de los sensores de las cámaras que ahora son de 13 megapíxeles y 5 megapíxeles (principal y frontal), para mejorar la calidad en las videollamadas. Con la adopción de la tecnología de carga rápida, junto a la autonomía con la que es posible alcanzar las 10,5 horas de uso, se potencia el hecho de ofrecer una refrigeración silenciosa de sus componentes.

En base al uso del mismo procesador Intel Core i5, Samsung la comercializa en dos modalidades. Por un lado, está el modelo asociado a la versión de sistema operativo Windows 10 Home, con 4 GB de memoria RAM, 128 GB de SSD y conectividad Wifi. Su precio asciende a los 1.229 dólares. En un nivel superior, se encuentra la que llega con Windows 10 Pro con 8 GB de memoria RAM y 256 GB de SSD. Su precio es de 1629 dólares y ofrece conectividad Wifi y 4G.

Ambos modelos incluyen en el precio indicado el teclado a modo de funda, que en esta ocasión dispone de teclas con retroiluminación, así como de lápiz S Pen de Wacom, el cual admite ahora más niveles de presión y recoge trazos con inclinación. A diferencia del que se comercializó con la Galaxy Tab Pro S, éste es pasivo y no requiere de uso de pila alguna.

El equipo cuenta con la tecnología Samsung Flow, que le permite trabajar con cualquier dispositivo Android cuya versión sea 6.0 o superior y permite desbloquear la Galaxy Book haciendo uso del detector de huella dactilar del smartphone, así como recibir notificaciones del móvil en el equipo.