1

Monitores curvos mejoran visualización de pantallas e impulsan productividad

A pesar de que el mercado de monitores está estancado en ventas, surgen nuevas necesidades en entornos profesionales y de consumo que animan a la renovación de equipos. Entre las grandes ventajas, destaca la de conseguir una mayor productividad.

Según datos de la consultora IDC, el mercado mundial de monitores seguirá disminuyendo en torno a un 3% anual desde 2018 hasta 2020. No obstante, existen determinadas áreas en las que el crecimiento registrará cifras de récord, como es el caso de los monitores curvos, que se espera logren una subida anual del 495% según afirma la consultora. También los pertenecientes a la familia de gaming registrarán grandes ventas.

En líneas generales, la adopción por parte de los fabricantes de nuevas tecnologías como puedan ser mejores resoluciones, tamaños más grandes, paneles curvos, así como nuevas modalidades de conexión, está propiciando la renovación por parte de los usuarios.

Otro factor que acompaña, dentro del entorno más profesional, viene asociado al soporte que ofrecen las últimas versiones de sistemas operativos como Windows 10, que fomentan la utilización de escritorios formados por diversos monitores con el fin de poder ser más productivos en las empresas.

Las últimas propuestas de Dell, como fabricante líder de monitores a nivel mundial durante los últimos tres años, ofrecen una gran variedad de nuevas propuestas adaptadas a distintas necesidades. Con ellas, se mejora la visión de extremo a extremo, especialmente en los modelos Infinity Edge, que logran ofrecer mayores ángulos de visión además de prescindir de los típicos marcos o bordes, favoreciendo el que puedan superponerse unos con otros.

Por su parte, la gama UltraSharp garantiza una cobertura de colores ideal para desarrollar aquellos proyectos en los que el color resulta clave, con la característica PremierColor. Son modelos que mejoran su HDR (High Dynamic Range) para mejorar la profundidad de los colores mostrados y lograr un alto contraste en las sombras y zonas más oscuras. Gracias a su amplio ángulo de visión, favorecen el trabajo colaborativo entre un grupo de personas para poder revisar proyectos desde diferentes perspectivas.

No podemos pasar por alto las opciones de conectividad que soportan, compatibles con un gran número de dispositivos. El concentrador que se encuentra presente en los monitores de Dell, funciona con cámaras, reproductores, grabadoras, así como con tabletas y teléfonos inteligentes para visualizar los contenidos en una pantalla más grande, gracias al conector HDMI con soporte de MHL.

De igual modo, también cuenta la adaptabilidad y productividad de los monitores. En este sentido, Dell ofrece en todas la gamas el hecho de que la altura de la pantalla sea regulable, que permitan adoptar distintas inclinaciones, y en muchos de los modelos profesionales, es posible rotar el panel para trabajar tanto en modo retrato como apaisado.

Otro aspecto que anima al usuario a renovar su monitor está asociada a prevenir situaciones de vista cansada o sufrir fatiga visual. Muchos trabajos requieren de pasar horas y horas delante de la pantalla a lo largo del día, lo que acaba pasando factura. Ante el hecho de tener que adquirir gafas específicas que combatan esta situación, Dell cuenta con modelos de pantalla sin parpadeos gracias a la tecnología ComfortView, una función específica que se encarga de filtrar las nocivas emisiones de luz azul.

Dell renovó recientemente su línea de monitores, entre los que se encuentran varios modelos OLED, dos nuevos monitores InfinityEdge con pantallas prácticamente sin marcos, y un monitor inalámbrico que permite a los usuarios móviles conectarse directamente a la pantalla desde sus dispositivos móviles.

El Dell UltraSharp 30 OLED es un claro ejemplo de la gran acogida que ha tenido en el mercado, por las ventajas que aporta la tecnología OLED dentro del ámbito de los profesionales que trabajan con entornos que requieren mucho uso del color, como las artes gráficas o la fotografía, proporcionando una relación de contraste de 400.000:1, cobertura de los espacios de color de la industria como AdobeRGB y DCI-P3, una resolución Ultra HD 4K y un tiempo de respuesta ultrarrápido de 0,1 ms. Además, su soporte para USB Type-C ofrece mayores posibilidades de conexión con sistemas compatibles.