1

6 tendencias cloud claves en la estrategia del CIO

Desde la contención de costos hasta las estrategias híbridas, los CIO se están volviendo más creativos para aprovechar las últimas ofertas y las economías de escala de la nube.

La computación en nube ha ayudado a muchas empresas a transformar sus prácticas de TI en los últimos cinco años, pero los expertos coinciden en que el mercado está entrando en una segunda ola para los servicios públicos, privados e híbridos en la nube.

Una encuesta de Forrester Research destacó que el 38% de los responsables de la toma de decisiones de la empresa aseguró que está construyendo nubes privadas, con un 32% adquiriendo servicios de cloud público y el resto planeando implementar algún tipo de tecnología de nube este año. La nube híbrida también se está calentando, con el 59% de los encuestados afirmando que están adoptando el modelo. Para impulsar esta adopción acelerada es necesario que las empresas escalen sus recursos para servir mejor a los clientes, afirma Forrester Research.

Amazon Web Services inició la primera onda de computación en nube cuando lanzó servicios básicos de computación y almacenamiento en 2006. A partir de febrero de este año, AWS opera con una tasa de ejecución de más de 14.000 millones de dólares, con compañías como Capital One, LiveNation, en la infraestructura de la nube de la compañía.

Pero las opciones no se detienen en AWS. Microsoft, Google e IBM también están abriendo nuevos centros de datos, atrayendo a las grandes empresas a sus nubes. Aquí se analizan cuatro tendencias que actualmente configuran la segunda ola de adopción de la nube.

  1. Los servicios de co-localización están en aumento

Con la mayoría de los CIO que buscan dejar de administrar sus propios centros de datos pero no están seguros de a qué caballo apostar, están recurriendo a los servicios de co-localización de Equinix, Digital Realty y otros, lo que les permiten mover sus sistemas a centros de datos administrados, donde se benefician de la conveniente conectividad a diversos servicios públicos de cloud y SaaS. Esto también facilita que los CIO prueben servicios de AWS, Azure o Google Cloud sin comprometerse completamente hasta que estén listos para migrar.

     2. Contención de costos en la nube

Es probable que los CIOs que se involucren con múltiples proveedores de cloud se vean afectados por la la compleja gestión de proveedores en la nube, un área para la cual muchos gerentes de proveedores son inexpertos. AWS, Microsoft y Google lo están haciendo más difícil al ofrecer diversos planes de precios y consumo de servicios en la nube.  Aún así, los ejecutivos de TI están mejorando en la contención de los costos de la nube a medida que maduran sus prácticas.

      3. Hyperconverge su nube privada

No todos los CIO quieren aceptar los riesgos asociados con confiar su cliente y otros datos confidenciales a un proveedor externo. Al igual que sus homólogos de nube pública, los servicios de nube privada requieren virtualización avanzada, normalización, automatización, acceso a autoservicio y supervisión de recursos. Cohesionar estas capacidades en un sistema es desalentador y costoso. Las soluciones de infraestructura hiperconvertida (HCI) prometen ayudar, ofreciendo recursos de computación, almacenamiento y red preintimidados que ayudan a las organizaciones a ejecutar sus implementaciones en la nube de forma más rápida. Forrester recomienda que las organizaciones consideren a HCI como la base para su desarrollo privado de la nube, particularmente para las nuevas cargas de trabajo que demandan el scale-out automatizado rápido.

      4. Uso de contenedores

El uso de contenedores, que permiten a los desarrolladores administrar y migrar fácilmente código de software, ha florecido últimamente. Muchas compañías las utilizan para permitir la portabilidad entre los servicios en la nube de AWS, Microsoft Azure y Google Cloud, a medida que desarrollan sus estrategias  para una producción de software más rápida. Los proveedores están soportando Docker y otros entornos de tiempo de ejecución en CloudFoundry, OpenShift y otros sistemas de plataforma de software libre (PaaS) de código abierto. Las empresas tendrán que lidiar con nuevos problemas de seguridad, monitoreo, almacenamiento y redes que surgen cuando los contenedores se despliegan ampliamente en la producción.

     5. Subir y cambiar esas aplicaciones en la nube

Algunas empresas también están tratando de rehacer las apps para ejecutar en los sistemas de nube pública, aprovechando los servicios de migración, en lugar de simplemente descargar las aplicaciones existentes en una nube pública. La opción óptima para mover una aplicación es reescribirla para aprovechar la elasticidad de la nube, aunque esta migración de elevación y cambio puede ser costosa.

      6. Las Apps empresariales se instalan en la nube pública

Muchas compañías están rediseñando aplicaciones empresariales en AWS, lo que sugiere que los CIO se han vuelto más cómodos alojando software crítico en la nube pública