1

Samsung DeX te hará prescindir de tu PC en casa

El nuevo accesorio, convierte al Galaxy S8 y S8+ en un computador PC de escritorio con el que trabajar de manera cómoda.

Si hay algo que caracteriza a los terminales de Samsung de los últimos años, frente a sus principales competidores (incluyendo Apple), es el amplio ecosistema de dispositivos y accesorios que gira en torno a sus smartphone, que enriquece la experiencia de uso de los mismos y permite que seamos mucho más productivos en los  quehaceres diarios.

DeX es la última apuesta de la compañía que, por el momento, solo es compatible con los buque insignia de la firma, el Galaxy S8 y S8+, transformándolos en auténticos equipos que emulan la funcionalidad de cualquier PC. De esta manera, una vez que llegas a casa o la oficina, podrás seguir utilizando el móvil con una experiencia de uso de computador, ayudado por una pantalla o Smart TV, un teclado y un ratón, los cuales van conectados a la base Samsung DeX.

La inmensa mayoría de usuarios utilizan el equipo de casa para tareas ofimáticas, navegación web o como apoyo a ciertas tareas profesionales que quedaron por completar. Es evidente que Samsung DeX no suplantará a los computadores de prestaciones avanzadas de los que típicamente se arman los entusiastas de los juegos o Gaming. Tampoco es factible su uso para llevar a cabo ediciones avanzadas de video o composiciones creativas.

Sin embargo, sí está pensado para llevar a cabo, de forma cómoda, la mayoría de las tareas para las que recurres al computador del hogar.  

Hasta el momento, no existen motivos para pensar que DeX conseguirá ser todo un éxito, a pesar de su precio recomendado con el que sale a la venta por 159 dólares. De hecho, hay precedentes en este campo con la funcionalidad Continuum de Windows con la que Microsoft también pretendió convertir sus Windows Phone en una experiencia de PC.

La parte buena es que la cuota de mercado actual de Android, entre los usuarios, es muy distinta a la que tenía Windows Phone, lo que hace pensar que podría tener mucho mayor calado entre los usuarios.

Por lo que se ha  podido ver hasta el momento, la adaptación de las aplicaciones a pantalla completa es asombrosa, la experiencia multitarea y multiventana funciona francamente bien, con el aliciente de que te permite recibir todo tipo de notificaciones en la gran pantalla (como pueda ser WhatsApp o Skype) mientras estás haciendo otra cosa, e incluso atender a llamadas sin tener que sacar el teléfono de la base DeX.

Al viajar, gracias a la alta compatibilidad de DeX, puedes llegar a emplear la salida HDMI para utilizar la pantalla de tu habitación de hotel y convertirlo tu equipo de trabajo. Sin duda, el mayor aliciente es que puedes suplantar y prescindir de una vez por todas del PC, que se queda obsoleto en el hogar. Parece que gran parte de su éxito dependerá de la compatibilidad que Samsung tenga preparada para su solución DeX con el resto de terminales, extendiéndolo a gamas inferiores para democratizar más la tecnología que hasta el momento, es diferenciadora del resto, aportando un gran extra a la elección de tu próximo móvil.