1

En España, hacen turismo con luz propia

En el pueblo de Valladolid, la holandesa Philips Lighting creó una ruta lumínica que incluye 35 de los principales edificios y monumentos, que ha permitido a la ciudad mejorar su posicionamiento innovador e impulsar el turismo de forma considerable.

La compañía de iluminación Philips Lighting da un giro al tradicional viaje de vacaciones y te ayuda a la hora de elegir los mejores destinos a través del turismo de iluminación, haciendo que vivas los lugares que más te gustan de una manera diferente. Tanto dentro de España como alrededor del mundo, es una nueva forma de conocer el patrimonio de las ciudades durante la noche.

Empezando por España, en la zona financiera de Madrid Cuatro Torres Business Area, está la Torre Cepsa, que domina el skyline nocturno con un gran espectáculo de luces. Se trata de uno de los edificios más altos de España y parte importante del gran atractivo que tiene la zona más moderna y futurista de la ciudad.

También en Madrid destaca el Teatro de la Luz Gran vía, uno de los edificios más reconocibles de la Gran Vía que cuenta con una gran fachada cuya iluminación lo destaca como punto inigualable. Además interior del edificio está dotado de las soluciones más innovadoras de iluminación, que sorprende a todos los espectadores.

En una ciudad con tanto encanto como Toledo se encuentra el histórico Baño de la Cava, ubicado en las ruinas de un antiguo puente medieval. Este lugar gana relevancia con los efectos lúminicos diseñados para realzar su majestuosidad e impulsar el turismo. Otros edificios singulares de la ciudad manchega como son la Catedral o el Alcázar, también cuentan con una especial iluminación.

También en tierras del Quijote, nos encontramos con los Molinos de Alcázar de San Juan, en Ciudad Real. Una edificación que cuenta con iluminación artística y cambio de color. Este proyecto, con iluminación ornamental, apuesta por elementos de la cultura y del patrimonio regional, y muestra los molinos imponentes sobre las llanuras manchegas.

Más al norte, Valladolid se unió a Philips Lighting para crear una ruta lumínica que incluye 35 de los principales edificios y monumentos, la cual ha permitido a la ciudad mejorar su posicionamiento innovador e impulsar el turismo de forma considerable. A través de este proyecto de iluminación se ha creado un simbólico “río” de luz, dónde antes se encontraba el antiguo cauce del río Esgueva, realzando la belleza de los espacios y los monumentos a lo largo del camino.

Capitales de la luz

A nivel internacional también hay obras impresionantes.

La Fuente Alameda es un motivo de orgullo local en Lisboa. El Ayuntamiento, junto con Philips Lighting, ha logrado el objetivo de atraer turistas y embellecer la ciudad, luego de implementar un sistema de iluminación capaz de ahorrar energía y realzar a los ojos del turista la belleza de la fuente, creando una atmósfera segura y agradable.

El arte y la cultura juegan un papel esencial en la gótica Catedral de Notre-Dame de Paris donde Philips Ligthing pone al servicio de 850 años de historia la tecnología LED, rindiendo homenaje a la arquitectura de esta obra maestra. La iluminación utilizada, a veces poderosa pero siempre acogedora, crea un ambiente de reverencia, mientras sigue acentuando los detalles de la gran catedral creando en los ojos del turista experiencias inolvidables.

La ciudad que nunca duerme cuenta con uno de los iconos más reconocibles a nivel mundial. El Empire State Building presenta una iluminación en blancos y cambio de color, controlada digitalmente en tiempo real, que permite resaltar los detalles arquitectónicos del mirador más famoso de la quinta avenida. .

En la emergente Dubái, los huéspedes de los hoteles Intercontinental y Crown Plaza alcanzarán un nuevo estándar de satisfacción, gracias a la nueva iluminación que presentan tanto en el interior, con estrictos criterios de eficiencia energética, como en el exterior, con dinamismo y espectáculos nocturnos. Todo un show para una de las ciudades más vanguardistas del momento.

Cada noche, la iluminación del Puente Nhat Tan, en Hanoi, Vietnam, baña la superficie con un prisma de colores, convirtiendo la estructura en una obra de arte en constante cambio. Todos los que cruzan el Río Rojo se encuentran con los cinco tramos coloridos del puente más largo de Vietnam y pueden disfrutar de un espectáculo que muestra 16,7 millones de colores diferentes. Un avance tecnológico que sin dudas, atrae turistas y lugareños por igual y cambia el skyline nocturno de la ciudad de Hanoi.