1

El video seduce a LinkedIn finalmente

La red social profesional, ahora propiedad de Microsoft, empieza a permitir a todos sus usuarios la publicación de videos.

El consumo de video en Internet está protagonizando un crecimiento exponencial en los últimos años.

Según los últimos datos de Cisco  (publicados en su informe Cisco Visual Networking Index el pasado mes de junio), en el año 2021 habrá casi 1.900 millones de usuarios de video en Internet (excluyendo los sólo móviles), frente a los 1.400 millones en 2016 en todo el mundo y se consumirán tres billones de minutos de video en Internet mensuales, lo que supone cinco millones de años de video mensuales o un millón de minutos de video cada segundo.

Las grandes plataformas sociales, como Facebook o Twitter, hace tiempo se dieron cuenta de esta realidad y apostaron sin tregua por la introducción del video. Ahora, la red social profesional por excelencia, LinkedIn, adquirida por Microsoft en junio del pasado año por 26.200 millones de dólares (23.260 millones de euros), se suma a esta tendencia y permite a todos sus usuarios publicar videos en la plataforma.

Cada día millones de miembros de LinkedIn tienen conversaciones acerca de su trabajo, carrera e intereses y en la empresa han visto incontables ejemplos de cómo estas conversaciones ayudan a los miembros a avanzar en sus carreras y encontrar nuevas oportunidades. Este es el motivo por el que Microsoft continua invirtiendo en nuevas formas para que los usuarios de LinkedIN descubran contenido  y contribuyan a las conversaciones que les interesan y, por eso, se lanza al video a través de la plataforma con LinkedIn Vídeo, otra forma de compartir experiencias.

Hace un mes, la empresa empezó a probar esta opción  y ya cuenta con muchos videos de tinte profesional sobre, por ejemplo, cómo diseñar proyectos o propuestas específicas de empresas. Los usuarios pueden subir los videos a la plataforma a través del móvil (con la app de LinkedIn para iOS y Android) y luego ver información sobre las visualizaciones que éstos obtienen, el tipo de audiencia, localización de ésta, etc.

Aunque de momento LinkedIn solo permite a sus usuarios subir vídeos a título personal, no es difícil imaginar que seguramente en breve ofrezca este servicio para incluir publicidad que es, de hecho, la principal fuente de negocio de las redes sociales.