1

Los lectores RFID de Zebra mejoran las ventas minoristas

Las tiendas Bon-Ton, que poseen más 261 grandes almacenes en 25 estados de los EEUU, lograron mejorar sus ventas e inventario con la tecnología de Zebra.

La tecnología de Zebra está cambiando los problemas de las tiendas minoristas por realidad que les permiten hacerse más eficientes y, por supuesto, mejorar el manejo de inventarios e impulsar las ventas,

Así es el caso de, por lo menos, Las Tiendas Bon-Ton, un gigante de los negocios minoristas por departamentos, con más de 261 tiendas en 25 Estados de los Estados Unidos, que luego de atravesar problemas con sus inventarios y de comprometer ventas por no disponer de un esquema de negocios estructurado, tomó la decisión de usar la tecnología RFID de Zebra y, desde ese momento, el camino se despejó y hoy día los ingresos crecen y los inventarios están sencillamente excelentes. 

La compañía, que fue fundada en 1898, tiene una larga historia de innovación y es hoy día uno de los mayores operadores de tiendas por departamentos en los Estados Unidos, pero ese crecimiento sin una estructura tecnológica eficiente afectó las operaciones diarias, inventarios, atención al cliente, entre otros, por lo que la empresa se decidió a mejorar en todos sus canales de ventas, comenzando con la mejora de la experiencia en el piso de ventas y, en esa línea, decidió confiar en Zebra y su tecnología, algo que hoy día los llena de satisfacción, pues los resultados han sido excelentes.

“Elegimos a Zebra por su tecnología de vanguardia en la Tecnología RFID y su experiencia” dijo  Lisa Celebre, vicepresidenta de Operaciones de tienda en Bon-Ton. ” Nosotros estábamos buscando
un producto y un socio que nos llevara hacia el futuro y, además, que nos ayudara a impulsar nuestra gestión de inventario y procesos en RFID“.

En esa línea, Zebra trabajó estrechamente con Bon-Ton para determinar la solución tecnológica ideal de la empresa, analizando sus necesidades de hardware, sus necesidades de etiquetado y sus necesidades de software, basadas tanto en necesidades actuales y requisitos futuros. “Nuestra meta en Zebra era construir una solución que no sólo resolvería el problema de Bon-Ton hoy sino también proporcionar una base tecnológica que le permitiese a Bon-Ton seguir usando durante muchos más “, destacó Susan Flake, Directora de RFID y Desarrollo de Negocios en Zebra.
De esta forma,  Bon-Ton asumió para una de sus tiendas un proyecto piloto y éste fue tan exitoso que
Bon-Ton lanzó rápidamente el sistema de inventario RFID en 25 ubicaciones adicionales para validar
los hallazgos originales.

Después de estos hallazgos, la compañía, inició un despliegue de dos fases en más de 150 ubicaciones adicionales, proporcionando en cada tienda entrenamiento práctico para asegurarse de que las implementaciones fueran exitosas.Es por eso que las tiendas Bon-Ton revisaron el cumplimiento de la gestión de inventario de proceso.

En esa línea, la compañía pronto descubrió que el sistema necesitaba una renovación completa, especialmente en zapatos y equipaje. “El viejo sistema era completamente manual. Así que tomamos una hoja de papel, caminamos alrededor del piso e hicimos una lista de mercancía, “dice Dave Schlaak, gerente de Almacen en el Carson Pirie Scott en Lombard,IL, una de las marcas minoristas de la familia Bon-Ton. “Luego llegamos al almacén, buscamos la mercancía para ofrecerla y, cual es la sorpresa, que no había mercancías, estaban desaparecida. 

En  Bon-Ton conocían desde hace  tiempo que el proceso era impreciso y que estaba afectando las ventas, así como el servicio al cliente y la eficiencia del personal. Simplemente los asociados no tenían la información o el tiempo necesario para reponer con precisión mercancía y había varios artículos
desaparecidos de los estantes en las tiendas cuando se abría cada día.

De hecho, las auditorías de Bon-Ton revelaron que con el sistema manual hasta el 20% de las
mercancías en determinadas categorías estaban desaparecidas del piso de ventas durante una semana.”Haciendo auditorías, encontramos que la mercancía que teníamos en nuestro almacén no estaba representada en el piso de venta, por lo que estábamos fallando en las ventas “, apuntó Steve Byers, vicepresidente de Operaciones de Almacenes y Visual Merchandising para Bon-Ton.

El desafío, transformar los procesos y hacerlos eficientes 

Pensando en todos los problemas que tenía, la gente de Bon-Ton entendió que necesitaba una mejor solución y actualizar sus plataformas tecnológicas y de negocios, pues necesitaba mostrar un proceso de cumplimiento que mejoraría la experiencia del cliente, asegurando que todos los inventario disponibles estuvieran en el piso de venta.  “Realmente queríamos un dispositivo fácil de usar, que además permitiera a nuestros asociados vender, escanear los productos y luego obtener inmediatamente una impresión que podría comparar los elementos expuestos con los que teníamos disponibles en el  inventario en la tienda “, dijo Byers. “Y esto permitiría a los asociados ver lo que teníamos disponible en el almacén que no estaba en el piso de venta “.

Fue entonces cuando la empresa se decidió por  Zebra, que ayudó a Bon-Ton a implementar la tecnología de radio identificación (RFID) que resolvió rápidamente sus desafíos de gestión de inventario.



Hoy, los empleados en más de 180 tiendas Bon-Ton utilizan los lectores RFID MC3190-Z de Zebra
diariamente para agilizar el cumplimiento de la proceso. Tan pronto como los asociados llegan en la
mañana, escanearán el piso de venta usando los lectores RFID de Zebra. El sistema entonces
genera un informe que puede utilizar para encontrar artículos en el almacén. Los asociados etiquetan
artículos en el almacén con etiquetas RFID y los colocan en la pantalla antes de abrir la tienda.
“La experiencia del asociado es mucho más fácil porque ya no es manual “, dice Schlaak. “Me sorprende la velocidad a la que somos capaces de completar el proceso de principio a fin “. “También hemos visto una mejora en las ventas de nuestros pisos “, añade Schlaak. “Ha sido ampliamente recibido de una manera muy positiva. ” “La tecnología realmente hace que nuestros empleados sean más productivos y están gastando menos tiempo en lo que llamamos “actividades de no venta”,

Además, esta facilidad les permite gastar más tiempo y servicio a nuestros clientes. Y es que el sistema no sólo ha mejorado el cumplimiento de la pantalla, sino que también ha mejorado la experiencia personalizada.

Con el sistema de inventario RFID más automatizado, Bon-Ton ahora sabe con certeza que todas las mercancías disponibles están en pantalla. “En el pasado, simplemente esperábamos que toda nuestra mercadería estuviera en el suelo”, dice Schlaak. De hecho, el sistema anota automáticamente cuándo llega nueva mercancía al edificio y permite a las tiendas marcar nuevos artículos y colocarlos en la pantalla inmediatamente después de que lleguen al muelle.

“Ahora sabemos con un alto grado de confianza que el producto que tenemos en el mercado está representado en el piso de venta para nuestros clientes “, dice Byers.

Y es que cuando un cliente viene en busca de un determinado producto, estilo color y tamaño, en la empresa pueden ayudarlo de forma más eficiente. “A menudo, si no tenemos el producto en nuestro piso de venta, sale de nuestra tienda a otro minorista “, dice Byers.

De esta forma, la tecnología RFID ha permitido incrementar el valor de negocios de Las Tiendas Bon-Tom, mejorar sus procesos de negocios, ventas, hacer más eficientes a sus empleados y, además obtener más ingresos”.

Hoy en día el sistema se utiliza principalmente en departamentos de alto volumen y alto precio, como zapatos y maletas. Bon-Ton planea expandir rápidamente la tecnología hacia otras de sus tiendas. 

There are 1 comments

  1. Pingback: Los lectores RFID de Zebra mejoran las ventas minoristas - EcuTec

Comments are closed.