1

X50 de Qualcomm, el primer chip para redes 5G

Formará parte de los futuros smartphone y redes 5G, los cuales se espera  estarán listos en la primera mitad de 2019. En Qualcomm prueban ya rendimiento y conectividad.

La gente de Qualcomm anunció la fabricación de su primer chipset modem 5G para dispositivos móviles con el que está llevando a cabo una serie de pruebas de conexiones y rendimientos en este entorno.

Se trata del Snapdragon X50 5G y pasará a formar parte de la nueva generación de dispositivos de conectividad celular ofreciendo conexiones de datos sobre el espectro de los 28GHz mmWave. Se trata de una nueva tecnología de conectividad radio móvil que permite su despliegue en frecuencias de ondas milimétricas (mm-wave), a la que se le presupone una entrega de datos de lo más eficiente y de alta capacidad.

El mensaje clave del fabricante es que ya dispone del primer diseño de referencia que será utilizado en smarpthone con soporte 5G, el cual será utilizado para probar los modem 5G, radios, así como redes junto al resto de partners y socios tecnológicos a lo largo del próximo año para preparar el despliegue y la llegada de los primeros smartphone compatibles con conectividad 5G a principios del año 2019. El diseño de móvil de referencia empleado por Qualcomm cuenta con un grosor de 9 milímetros y pantalla de borde a borde, como los terminales actuales que están siendo presentados.

Para conseguir las nuevas velocidades de conexión del modem X50, Qualcomm desarrolló una nueva antena milimétrica con planes para reducirla en un 50% durante los próximos meses. Además de lo indicado, Qualcomm también anuncia a través de su blog una serie de componentes que facilitarán a los fabricantes el uso del espectro de frecuencia de los 600 MHz que actualmente despliega T-Mobile. El único teléfono que aprovecha este nuevo espectro parece ser el V30 de LG, aunque Qualcomm espera que en breve se unan más.

Por último, Qualcomm anunció el nuevo procesador Snapdragon 636 para teléfonos inteligentes de gama media. Es el sucesor natural del 630, y presume de poder aportar mejoras en rendimiento del orden del 40%. Además, se trata de un chip de 14nm (frente al Snapdragon 835 de gama alta que es de 10nm) y admite conexiones LTE de 600Mbps y cámaras de 24 megapixeles, entre otras novedades. Qualcomm destaca que su disponibilidad para los fabricantes de terminales está prevista para el mes de noviembre.