1

Reparar el nuevo iPhone X, tan costoso como comprarlo de nuevo

Apple hizo públicos los precios de reparación o sustitución de algunos de los componentes del nuevo iPhone X, con lo que la reparación sólo de la pantalla sale entre $321 y $611, un valor que cubre casi el 50% del valor del equipo nuevo.

A escasos días de que el iPhone X salga a la venta, previsto para el 3 de noviembre, ya es posible hacer la reserva por un precio que va desde los 1159 dólares el de 64 GB hasta los 1.329 dólares el de 256 GB.

La comercialización del equipo por parte de Apple y las operadoras, así como el tipo de soporte técnico al que conviene acogerse, es una información que conviene conocer antes de pagarlo.

Y es que resulta que la reparación o sustitución de la pantalla costará 321,10 dólares, frente a los 161 dólares que cuesta actualmente sustituir la del iPhone 6 o iPhone SE, o los 201,10 dólares del iPhone 8 Plus, iPhone 7 Plus o iPhone 6s Plus.

Todo esto confirma que en algunos casos, el incremento de precio llega a rondar el 65% frente al ahora lanzado. Por su parte, la reparación de cualquier otro daño del móvil podría suponer un costo extra de hasta 611 dólares, una cifra que es casi 50% el valor del equipo nuevo.

Por ello, antes de comprar el equipo sería bueno revisar las opciones de Apple para protegerlo, entre ellas AppleCare Protection, que para iPhone X tiene un costo de 70 dólares, con acceso prioritario las 24 horas del día, los 7 días de la semana, a un chat online o soporte telefónico hasta dos años después de la fecha de compra original del dispositivo.

Los usuarios cuentan, además, con servicio de sustitución rápida en la misma llamada, además de poder solicitar una reparación en cualquier país en el que se encuentre. Sin el plan, los propietarios de iPhone están cubiertos por una garantía limitada al primer año y 90 días iniciales de soporte técnico gratuito. Si es necesario enviar el dispositivo a reparar, habría que sumar 12,10 dólares de gastos de envío a la tarifa de reparación fuera de garantía.

En cualquier caso, la cifra de adquisición del nuevo modelo puede verse incrementada de forma considerable si comienzas a añadir servicios y accesorios. Al precio de los 1.329 dólares del modelo de 256 GB, le sumas 59 dólares de la funda de protección, 64,95 dólares de la base de carga inalámbrica, 179 dólares de los auriculares inalámbricos AirPods y, por último, 29 dólares del cable de Lightning a USB-C para ampliar las posibilidades de conexión. Si haces esto, la  factura se incrementa hasta un total de 1.730,95 dólares.

Y es que disponer del nuevo iPhone X será casi dos veces más costoso que el iPhone 7 Plus, un monto que para muchos fanáticos se está haciendo inalcanzable. A pesar de ello, la preventa se agotó y todos los iPhone disponibles se vendieron. Los que no pudieron sumarse en esta primera oleada, tienen que esperar hasta diciembre.