1

Google blinda servicios de acceso y limita libertad de Android

Si te gusta hacer copias universales, odiarás este movimiento de Google, que busca frenar las posibilidades de miles de hacer con su equipo lo que quiere.

Una de las mejores razones para comprar un teléfono Android es la gran cantidad de formas en que puedes manipularlo. Incluso sin rooting, hay cientos de aplicaciones en Play Store que agregan, mejoran y modifican la funcionalidad para que la experiencia de Android sea mucho mejor. Pero un cambio en los términos de Play Store de Google podría ponerle fin a todo esto.

Y es que Google se está preparando para cerrar el acceso universal a sus API de servicios de accesibilidad en los próximos 30 días. Según las cartas enviadas a una amplia gama de desarrolladores, las aplicaciones que usan servicios de accesibilidad que no se usan explícitamente para ayudar a los usuarios con discapacidades a usar dispositivos y aplicaciones Android “pueden arrancarse desde Play Store a menos que se elimine o cambie la funcionalidad”. Google agrega que “las infracciones reiteradas de cualquier naturaleza darán como resultado la finalización de su cuenta de desarrollador y la investigación y posible finalización de las cuentas de Google relacionadas”.

El impacto en ti en tu casa: aunque no creas que esta decisión afectará tu experiencia con Android, hay muchas posibilidades de que una de tus aplicaciones favoritas use servicios de accesibilidad para mejorar la experiencia. Por ejemplo, LastPass usa servicios de accesibilidad para llenar automáticamente las contraseñas de sitios web y aplicaciones guardadas, y Universal Copy lo usa para capturar texto de aplicaciones que normalmente no lo permiten. Y hay muchos, muchos otros.

Si bien esto no significa necesariamente que sus aplicaciones favoritas perderán parte de su mejor funcionalidad, presentarán algunos problemas. Google ofrece una API para reemplazar algunas de estas funciones (como la API Autocompletar en Android 8 Oreo), pero definitivamente habrá un período de ajuste. Por un lado, no hay muchos teléfonos que ejecuten Oreo y por otros lado significa un montón de trabajo para los desarrolladores, muchos de los cuales han estado utilizando los servicios de accesibilidad durante años. Sin embargo, es un hecho de la vida. A medida que aumenta la seguridad y Google continúa limitando lo que las aplicaciones pueden y no pueden hacer, cada vez más el atractivo “abierto” de Android se desvanece.

No más Accesible

Los servicios de accesibilidad permiten a los desarrolladores acceder a los componentes principales del sistema Android a fin de hacer que una característica o función específica sea más fácil de usar para las personas con discapacidades. Sin embargo, muchos desarrolladores aprovechan la potente API para mejorar la funcionalidad de las aplicaciones que no están específicamente destinadas a ayudar a los usuarios con problemas. Por ejemplo, los desarrolladores usan el lector de pantalla TalkBack para aumentar el copiar y pegar, en lugar de ayudar específicamente a los usuarios ciegos.

Un largo hilo de Reddit confirma que Google ha enviado numerosas cartas a los desarrolladores explicando el servicio y pidiendo aclaraciones sobre cómo ciertas características están diseñadas para ayudar a los usuarios con discapacidad. El desarrollador que inició el hilo crea una aplicación popular llamada Status que dibuja una superposición sobre la barra de estado de stock de Android para permitir la personalización de los colores, iconos y animaciones.

El mayor problema aquí es la seguridad. Abrir una poderosa API a cualquier desarrollador que los quiera presenta un gran riesgo de seguridad. Si bien la gran mayoría de estas aplicaciones simplemente usan la API para brindarles a los usuarios una mayor funcionalidad, los desarrolladores inescrupulosos podrían usar los servicios de accesibilidad para robar datos de los usuarios. Al cerrar el uso de los servicios de accesibilidad a las aplicaciones que no son de accesibilidad, hará que Android sea mucho más seguro, pero quizás no tan divertido.

Sin embargo, no debería sorprender demasiado. Google siempre ha declarado que los servicios de accesibilidad “deberían usarse solo para ayudar a los usuarios con discapacidades a usar dispositivos y aplicaciones Android”, aunque siempre parecía que Google estaba dando a los desarrolladores la aprobación tácita para incorporar la API en aplicaciones generales (y su constante aprobación de dicho aplicaciones claramente apoya esta teoría). Pero esta nueva represión significa que las compuertas están siendo cerradas de golpe.