1
 

Cómo hacer las mejores fotos en los deportes de acción

Olly Bowm, fotógrafo profesional de deportes de acción y embajador de Huawei, presenta 12 claves para conseguir la imagen perfecta en situaciones de alta velocidad

Para asegurarte de que no pierdes un solo salto o un momento de diversión en unas sesiones de esquí, o viviendo la experiencia de una práctica deportiva de mucha acción,  toma nota de los consejos que nos ofrece el fotógrafo profesional de deportes de acción y embajador de Huawei Olly Bowm apropósito de la recién culminada temporada de esquí que se vivió en el hemisferio norte y que en unos cuantos meses estará en la agenda de quienes disfrutarán el invierno en el sur.

1. Utiliza efectos de Inteligencia Artificial

Antes de descender una pendiente pronunciada, vale la pena que te familiarices con la cámara de tu smartphone, puede que cuente con características que te ayudarán a tomar una gran foto fácil y rápidamente. Desde el reconocimiento inteligente de escenas y la selección de modos que aplican los mejores ajustes para cada situación, a efectos de apertura que desenfocan el paisaje y permiten que destaques los elementos que quieras. Atrévete a experimentar.

2. Explora diferentes composiciones: la regla de los tercios

Las montañas de Europa se caracterizan ofrecer algunos de los paisajes más impresionantes del mundo. Cuando te asomes a cualquiera de sus impresionantes vistas, piensa en cómo inmortalizar ese momento a través de la cámara de tu móvil. Incluir a tus compañeros de esquí en algunos planos logrará que se cree un contraste paisajístico entre sus brillantes pantalones y chaquetas de esquí y el fondo de las montañas blancas, que reflejarán el increíble cielo azul.

La regla de los tercios puede ayudarte a componer tus fotografías. Imagina líneas horizontales y verticales dividiendo la imagen en tres sentidos diferentes. Donde las líneas se crucen será el lugar estéticamente adecuado para centrar el punto focal de tu imagen. Algunos teléfonos ofrecen márgenes que puedes colocar en la pantalla para guiarte y crear la composición de forma más sencilla.

Antes de presionar el botón, asegúrate de que no haya nada que entorpezca el fondo. Lo que menos necesitas es a una persona poniendo caras raras o a una torre eléctrica asomando encima de la cabeza de alguien.

3. Utiliza líneas guía

A la hora de sacar una foto, el ojo dibuja automáticamente líneas que conducen nuestra mirada. Por este motivo, no debemos desaprovechar la ocasión, ya que las estaciones de esquí presentan grandes oportunidades para tomar fotos impresionantes. Los cables e incluso los senderos que se dibujan en la nieve se presentan como nuevas oportunidades para los fotógrafos. Piénsalo, ¿hay algo que merezca más la pena que fotografiar un par de líneas desdibujadas en la nieve por un esquiador?

No dejes escapar esos momentos en la mañana, cuando te encuentras el polvo de nieve blanca brillante y perfectamente impoluto. Cuando estés listo para disparar, haz que tus compañeros se deslicen empujando sus talones (¡sin inclinarse demasiado hacia atrás!) para que levanten más motas de nieve. El resultado será una envidiable sesión fotográfica.

4. Ten en cuenta la posición del sol

¿Has visto alguna vez una luz mejor que la de las montañas en un día de cielo abierto? El sol debe ser tu fuente de luz natural para las sesiones en la nieve y debes utilizarla como una ventaja en diferentes formas.  Si el sol se encuentra detrás de ti, significará que la persona u objeto que vayas a retratar estará bien iluminado y la imagen tendrá un brillo característico. Sin embargo, no intentes retratar una imagen con el sol detrás, porque no querrás ver el resultado. Las grandes montañas nevadas se divisan increíbles con el sol asomando por detrás, como también lo hacen los esquiadores y snowboarders si consigues retratar su silueta justo enfrente del sol.

5. Ojo con las sombras…

En un día soleado en la montaña hay demasiadas sombras. Es muy fácil que una sombra indeseada se cuele en tu plano. Revisa siempre que tu sombra no aparezca en la foto. Vigila la tuya y también, si se da el caso, la del sujeto que estás retratando

6. Prueba ángulos interesantes… ¡Tírate al suelo!

En vez de utilizar la cámara de la forma tradicional con el modo retrato o modo paisaje, trata de ponerla en ángulos diferentes. Muchas veces consigues grandes tomas de esta forma y si coincide que el sujeto es una figura rara, puede que llene el marco mejor.

Personalmente, me gusta agacharme en la nieve para sacar fotografías cuando las personas están en acción. Hace que tenga un interesante punto de vista y además, si el sujeto salpica el plano con la nieve de sus esquís, te puedes sumar un tanto.

7. Muévete cerca

Muchas de las cámaras de los teléfonos móviles tienen una lente gran angular y eso hace que te tengas que acercar a la persona o cosa que quieras retratar para rellenar el marco. Es muy fácil si estás sacando una foto de algo que está quieto y es sorprendente cómo de cerca pueden llegar a enfocar los teléfonos móviles. La parte complicada viene cuando tu sujeto se mueva rápido en la nieve. En ese caso, tienes que dar lo mejor de ti y confiar en que el esquiador pase cerca. Si combinas esto con tumbarte en el suelo, obtendrás resultados muy buenos.

8. El modo ráfaga es tu mejor amigo

Si tu cámara tiene el modo ráfaga, úsalo en tomas de acción. Este modo saca fotografías rápidamente, una tras otra, consiguiendo que no pierdas ningún movimiento interesante. Advertencia: a la cámara puede llevarle un segundo o dos sacar fotos en este modo así que mejor asegúrate de apretar el botón antes de que comience la acción.

9. Experimenta con filtros

¿Quién no adora los filtros? Que levante la mano… No hay razón para no utilizarlos en tus tomas de esquí. Hay filtros fáciles de utilizar en la mayoría de las cámaras de nuestros smartphones que se pueden usar para ponerle más vida a nuestras fotos. Además, existen numerosas aplicaciones gratuitas que te harán el trabajo. Algunas de mis favoritas son: snapseed, fotor y VSCO. Pruébalas al editar tus fotos y obtendrás un gran resultado.

Juega con el brillo, el contraste y la saturación y haz que tus fotos sean inolvidables- cuanto más blanco salga el blanco y más azul salga el azul, mejor quedarán tus fotos de esquí.

10. Dispara en bruto

Para llevar de verdad tus fotos al siguiente nivel debes disparar en bruto o en el modo pro. Los archivos en bruto son mucho más grandes, lo que significa que tienen más información de brillo y color guardada en el archivo. Cuando llegue el momento de editar las fotos verás que podrás conseguir muchos detalles extra de las sombras y si en alguna parte había sobreexposición, la podrás bajar en las secciones de brillo.

11. No te pierdas “la hora dorada”

No necesitas ser un esquiador o snowboarder profesional para disfrutar de las montañas. Algunas de las mejores fotografías que puedes sacar en la nieve son en “la hora dorada”, un corto periodo de tiempo antes del atardecer en el que la luz es más baja en el cielo, más suave y “dorada”. En esos días, las lentes anchas de nuestras cámaras móviles toman una cantidad increíble de luz para asegurarse de que pueden capturar una imagen de calidad aunque la luz haya comenzado a desaparecer.

12. Menos es más

Por último, ¡saca tantas fotos como puedas! La fotografía digital es gratis y el almacenamiento se está volviendo cada vez más barato. Siempre puedes eliminar las que no te gusten pero ¡nunca sabes cuándo tendrás la oportunidad de volver a capturar un plano increíble!

There are 1 comments

  1. Pingback: Cómo hacer las mejores fotos en los deportes de acción - EcuTec

Comments are closed.