1
 

160% se incrementaron los ataques cibernéticos en América Latina en 2017

Brasil, Bolivia y Venezuela encabezan la lista de los países más atacados. Brasil por tener un sistema bancario poderoso, entre los cuatro primeros del mundo y Venezuela por el bajo costo de su energía y el descuido en los esquemas de seguridad digital.

El malware se profundiza en América Latina. En los últimos 12 meses, según datos revelados por la compañía rusa Kaspersky Lab durante el 8vo encuentro de Seguridad para analistas, celebrado esta semana en Panamá,  se registraron más de  746 mil ataques diarios, en promedio unos nueve ataques por segundo.

El Phishing es uno de los más utilizados, pues desarrollarlo puede costar menos de $1 y se ha convertido en una de las formas más sencillas de robar información en la región, especialmente en economías como Brasil, donde la banca juega un papel importante para los ciudadanos y la economía en general.

“Cerca del 23% de los usuarios en Brasil han sido atacados por Phishing” dijo Dmitry Bestuzhev, director del Equipo de Investigación y Análisis para América Latina en Kaspersky Lab, destacando además, que el país se mantiene como en el número uno en recibir ataques de Phishing, aunque los ataques disminuyeron en comparación con el año pasado en unos dos puntos porcentuales, cuando los ataques alcanzaron al 25% de los usuarios.


Pero la disminución en Brasil impactó a Venezuela, donde se registró el mayor incremento de ataques de Phishing proporcionalmente. En total, los ataques se incrementaron 70% para situarse en un 19% de los usuarios durante este año, seguida sólo por Bolivia con un incremento del 66.3%.  Eso sí,  Brasil continua liderando la lista de los países latinoamericanos en términos de alojamiento de sitios maliciosos,  ya que 50% de los hosts ubicados en América Latina que se utilizaron en ataques a usuarios de todo el mundo está ubicado en este país.

Como se sabe, la mayoría de los ataques se ejecutan en línea, a través de la descarga de archivos por parte de los usuarios o cuando reciben archivos de correos electrónicos engañosos,  gran parte de ellos abiertos por usuarios domésticos más que empresariales.

No obstante, la investigación también reveló que las empresas son más propensas a ataques vía email (60%) y vectores offline (43%); es decir, través de USBs contaminadas, la piratería de software u otros medios que no requieren el uso obligatorio del Internet.

Además de Brasil, que figura entre los 20 países más atacados por phishing a nivel mundial, se encuentran en América Latina Argentina, Venezuela,  Guatemala, Perú y Chile.