1
 

Si vas a falsificar el alunizaje, necesitarás las GPU más avanzadas

Casi medio siglo después de que el Apolo llegara a la Luna, se actualizó la demostración con la tecnología de ray tracing en tiempo real que se diseñó para Turing, la arquitectura de GPU más avanzada de NVIDIA.

Hace cuatro años, el equipo de demostraciones de NVIDIA usó unas GPU para echar por tierra el mito de que el alunizaje del Apollo 11 era falso. El trabajo fue tan detallado que, se creó la broma de que la mejor manera de falsificar el alunizaje era usar una tecnología que no existía en ese momento.

Ahora, casi medio siglo después de que Neil Armstrong posara sus pies sobre la Luna, se actualizó la demostración con la tecnología de ray tracing en tiempo real que se diseñó para Turing, la arquitectura de GPU más reciente de NVIDIA.

En Munich, frente a un público de miles de emprendedores, investigadores, amantes de la tecnología y medios, en el evento GTC Europe, el CEO de NVIDIA Jensen Huang demostró la forma en que las GPU NVIDIA RTX más recientes, con sus capacidades de ray tracing en tiempo real, les permitieron al equipo de demostraciones de NVIDIA reconstruir digitalmente una de las fotografías más icónicas del alunizaje, en donde el astronauta Buzz Aldrin desciende por la escalera del módulo lunar.

Al recrear este importante evento con un increíble nivel de realismo, se ha confirmado la conclusión anterior: la foto parece como si la hubiesen tomado en la Luna.

“Este es el beneficio de NVIDIA RTX”, dijo Huang. “Gracias a este tipo de renderización, podemos simular la física de la luz y, así, los objetos se ven como aparecen en la realidad”.

La arquitectura Turing les permitió al equipo de demostraciones hacer esto, dado que puede realizar un seguimiento de un haz de luz desde la pantalla (o frustrum, como lo llaman los científicos de computación) y mientras rebota en la escena, para renderizar los reflejos, las sombras, la oclusión ambiental, la iluminación global y otros fenómenos visuales en un instante. Antes de la tecnología RTX, esto solo era posible con granjas de renderización de efectos especiales trabajando por semanas o meses en una sola escena.

El equipo de demostraciones se basó en su trabajo de hace cuatro años, cuando recolectaron cada detalle posible para comprender la icónica imagen. Investigaron cada remache del módulo lunar, identificaron las propiedades del polvo que cubre la superficie de la Luna y midieron la reflectividad de los materiales que se usaron para los trajes de los astronautas.

Luz de luna

Para actualizar la demostración original, los ingenieros de NVIDIA reconstruyeron la escena del alunizaje en Unreal Engine 4, un motor para juegos desarrollado por Epic Games. Simularon la forma en que los rayos del sol, que provenían de atrás del módulo, rebotaban en la superficie de la Luna y en el traje de Armstrong, para emitir luz sobre Aldrin mientras descendía del vehículo.

Todo esto aumentó la fidelidad de la demostración más reciente y volvió a confirmar lo que se descubrió hace cuatro años: que la iluminación del astronauta en la fotografía se comportó de forma natural y únicamente fue causada por el Sol (y no por luces de estudio).

Esto prueba una de estas dos teorías: el alunizaje del Apollo 11 fue real o la NASA determinó que ir a la Luna era muy difícil, construyó una máquina del tiempo y envió a alguien 50 años en el futuro para que consiga una GPU NVIDIA RTX.